Trabajadoras sexuales logran reconocimiento como trabajadoras no asalariadas

Por Alejandra N. Rodríguez

1960259_10202996122605257_840197932_n

El pasado 10 de Febrero el Comité Jurídico Tierra y Libertad encabezado por la abogada Bárbara Zamora, logró el fallo para que las trabajadoras sexuales, sean reconocidas como trabajadoras no asalariadas en el Distrito Federal. La resolución de los amparos fue otorgada por Paula María García Villegas, juez primera de distrito en materia administrativa: su dictamen es reconocido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Entre los beneficios de dicho reconocimiento se encuentra la expedición de credenciales como trabajadoras no asalariadas,  para que los policías no las agredan o extorsionen, también la posibilidad de ser derechohabientes del Seguro Social, y el cambio al artículo 24 fracción VII de la Ley de Cultura Cívica del Distrito Federal, donde se establece como una falta administrativa el sexo  servicio.

El Comité Jurídico Tierra y Libertad señaló: “Se concedió el amparo de manera total. Se declaró inconstitucional el artículo 24 fracción VII de la Ley de Cultura Cívica por considerar una falta administrativa esta actividad,  y se logró −amparados en el artículo 5 de la Constitución−, acceder al derecho de las personas a elegir el trabajo que más les acomode. Por tanto, se ordenó a la Secretaría del trabajo del Distrito Federal  expedir las credenciales como trabajadoras no asalariadas a las quejosas”.

Los abogados del comité han hecho hincapié en que el sexoservicio es un trabajo lícito, cuando éste es por elección propia y sin ataduras. Esto es reconocido en los tratados internacionales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos en el artículo 23.

El largo camino en búsqueda del  reconocimiento

La asociación Brigada Callejera en apoyo a la mujer Elisa Martínez , organización en pro de la salud sexual y reproductiva, en defensa del trabajo sexual, y en contra de la trata de personas, fue la impulsora del reconocimiento del trabajo sexual, que a decir de ellos se remonta al año de 1995.

 “Brigada Callejera decide promover que el Estado mexicano y la clase trabajadora dejen de ver a este oficio como una actividad denigrante. Sin embargo, es hasta 1997, en el marco del Primer Encuentro Nacional de Trabajadoras Sexuales, que se proclama la Cartilla de Derechos Humanos de este sector y se incluye como uno de los pilares de la lucha gremial el reconocimiento de las trabajadoras sexuales que no tienen patrones porque se ganan la vida de forma independiente”, afirman.

 La asociación menciona que en el 2004 la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México publicó el Diagnóstico sobre la Situación de los Derechos Humanos en México, en el cuál se recomienda al gobierno mexicano el reconocimiento de las obligaciones patronales y los derechos laborales de las trabajadoras sexuales, lo anterior se logró en gran medida debido al trabajo que ha realizado en la materia la Brigada y grupos de la Red Mexicana de Trabajo Sexual de Guadalajara, Jalisco.

Otra de las aportaciones para el reconocimiento del trabajo sexual fue el concepto de trabajadoras –res sexuales no asalariados, que se difundió en América Latina en el manual Hablando entre nosotras de salud sexual. Prevención y atención integral de VIH/Sida con y para trabajadoras sexuales comerciales,  elaborado en gran medida por Brigada Callejera en el 2006.

Las peticiones para obtener las licencias en ocasiones anteriores fueron: el 22 de julio de 1999, en agosto del 2000 y 2011.

Tras 18 meses de interponer amparos, el Comité Jurídico Tierra y Libertad logró lo que Brigada Callejera denomina: “Una conquista histórica de las trabajadoras sexuales mexicanas y latinoamericanas que fue posible gracias al trabajo y compromiso de la abogada Bárbara Zamora y demás integrantes del bufet Tierra y Libertad. Elvira Madrid Romero [presidenta de la asociación] sólo alentó a las chicas y chicos involucrados a que participaran y fue quién llevó esta petición a la licenciada Zamora”.

Ahora únicamente  queda exigir que el Gobierno del Distrito Federal entregue las licencias que acrediten a las trabajadoras sexuales y transgéneros, como trabajadoras sexuales no asalariadas,  Aseveró Brigada Callejera.

Para mayor información visitar: http://brigadaac.mayfirst.org/