¿Qué partidos políticos corren el riesgo de perder el registro?

Foto: Mario Marlo/Somoselmedio
Un escenario preliminar antes de los cómputos distritales

Las recientes elecciones en México han traído un conjunto de elementos que registran cambios coyunturales en el orden político mexicano que tiene efectos dentro del sistema de partidos y la representación política. La contundente victoria y representación institucional del Movimiento de Regeneración Nacional en el Congreso y en la Presidencia de la República con Andrés Manuel López Obrador (con más de 24 millones de votos para su candidatura Presidencial, el 53% de la votación nacional emitida), inaugurará una nueva dinámica en la correlación de fuerzas parlamentarias en el juego de las alianzas legislativas y de gobierno. Semejante dinámica política también va a estar determinada por la forma en que la legislación electoral y los resultados finales después de los cómputos distritales determinen qué partido conservará su registro, sus curules de representación proporcional, plurinominal y sus prebendas asignadas en la legislación electoral. El escenario a nivel nacional y local es diverso.

El riesgo de perder el registro de diversos partidos políticos a nivel nacional o local es real. El marco normativo que establece las reglas para conservar el registro antes los órganos electorales, está integrado por el artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos la Ley General De Instituciones y Procedimientos Electorales y, específicamente, la Ley General de Partidos Políticos, en el artículo 92. En cada entidad federativa y en la Ciudad de México opera también una normatividad similar en cada legislación local.

Ahora bien, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP, para los cuates) después de tener un avance aproximado del 93% ya puede mostrarnos escenarios confiables. El destino de diversos partidos políticos se establece con claridad en el artículo 92 de la Ley General de Partidos Políticos que condiciona la confirmación del registro sólo cuando una partido logra obtener en la elección inmediata anterior, por lo menos, el 3% de la votación válida emitida en alguna de las elecciones federales para la Cámara de Diputados, Senadurías o Presidencia de la República. En este tenor, después de contabilizar la votación total emitida en las tres elecciones ya señaladas, indica que los partidos Nueva Alianza y Encuentro Social perderán su Registro Nacional.

Se debe de aclarar que habían rumores sobre la posibilidad de que otros partidos políticos como el Verde Ecologista, el Partido de la Revolución Democrática, el Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano, padecieran la misma suerte. No obstante, los recuentos en las elecciones federales para la Cámara de Diputados y el Senado, de cada uno de estos partidos indica que superan el umbral del 3 por ciento al menos a nivel nacional. Los números a nivel subnacional son diferentes.

Específicamente, para el Partido Encuentro Social y Nueva Alianza el escenario del registro como partido nacional es distinto. Una vez que se descuenten los votos nulos y a candidatos no registrados el cómputo final de la votación válida (43.75 millones, julio 3) sería de aproximadamente de 41.93 millones. Con esta cifra ni Encuentro Social ni Nueva Alianza lograrían rebasar el umbral, pues llegarían al 2.52% y 2.63%, respectivamente.

Pero en el escenario local es distinto. Por ejemplo, en la Ciudad de México la conservación del registro de los partidos Encuentro Social y Movimiento Ciudadano, está en el umbral. El PREP ha computado alrededor del 92% de las actas y registra al corte del 3 de julio 4.44 millones de votos, ademas de contabilizar alrededor de 165 mil votos nulos y a candidatos no registrados, que una vez restados de la votación emitida en la elección de diputaciones dejan un total de 4.28 millones de votos válidos, lo que permitirá a Encuentro Social un 3.09% y a Movimiento Ciudadano un 2.97% de la votación local.

En el caso de la elección a Senadurías el PREP computa 4.47 millones de votos, ademas de registrar alrededor de 175 mil votos nulos y a candidatos no registrados, que una vez restados de la votación emitida en la elección de Senadurías dejan un total de 4.30 millones de votos válidos, lo que permitirá a Encuentro Social un 3.10% y a Movimiento Ciudadano un 3.00% de la votación local.

En el caso de Nueva Alianza en la CDMX, los números no le favorecen definitivamente, pues está por debajo del 2%, aún descontando los votos no válidos.

En consecuencia en la Ciudad de México Partido Encuentro Social y Movimiento Ciudadano lograrían conservar su registro si después de los cómputos distritales que inician el día de mañana hila serie de procedimientos para impugnar o recontar los votos no alteran en gran medida los porcentajes señalados.

En conclusión, la elección nos muestra que la vida al interior del Congreso General habrá de cambiar sustantivamente, así como la correlación de fuerzas. El reacomodo de las fuerzas políticas parece indicar que MORENA contará con la mayoría necesaria para legislar sin grandes contingencias desde el Congreso e incluso poder impulsar algunas reformas solo sí logra traducir su coalición electoral con el Partido del Trabajo y Encuentro Social en una nueva coalición y escudo legislativo. Además de incorporar a algunas de las fuerzas que están en riesgo de perder su registro o que lograron una representación apenas por encima del umbral necesario.

Finalmente, la obtención de curules a través del sistema de representación proporcional para el partido Nueva Alianza y Encuentro Social a nivel nacional está condicionado no a la preservación de su registro, y su papel como partidos políticos al interior de ambas cámaras aún está en duda, por lo que posiblemente estos partidos pierdan su Registro Nacional y darán pasó a la repartición de sus respectivas cuotas en tanto que en la Ciudad de México es más probable que Nueva Alianza pierda el registro.