Agremiados del SME denuncian irregularidades dentro del Sindicato

“Queremos que se hable con la verdad", señalan

A través de dos un cartas, integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), denunciaron diversas irregularidades dentro del gemio, una vez que se alcanzaron acuerdos con el Gobierno Federal después de siete años de lucha desde la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) decretada por el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa.

 

“Los recuerdos se agolpan. Los soldados disfrazados de federales, la noticia en todos los medios, el estupor, la incertidumbre y las fuerzas represivas nos tienen rodeados. La mayoría se va. La minoría se queda a resistir el golpe liquidador de un decreto, orquestado desde la cúpula empresarial con la complicidad del gobierno y de los partidos PAN, PRI y PRD”, incia una de las misivas.

 

Los firmantes agradecierón a sus familias por “aguantar ausencias, preocupaciones, lágrimas, enfermedades... Y por ellos, nuestros padres, nuestros hijos, nuestros hermanos, juramos vencer.”

 

Y continúa: “En todos los hogares, en todas las familias, se dio la escena del padre, llegando a casa con un título de cooperativista: “aquí les traigo esto que es el fruto de 7 años de resistencia, de 7 años de su comprensión y acompañamiento. ¡Gracias!”

 

En todas las familias se vio esta escena, en todos las casas de electricistas se valoró el avance, en todos, menos en 20 familias, que aún esperan la recompensa de tanto esfuerzo y dolor invertido.

En 20 hogares no ha llegado esa noticia.

 

Los 20 lucharon como el que más, con tesón y bravura sumaron sus manos, sus pies y gargantas a la causa del SME y su CCT. Pero les han negado el derecho de ser cooperativistas. ESTO ES UN ACTO CRIMINAL. Llegaron a sus casas, sólo con la liquidación y nada más, como si el tiempo retrocediera 7 años atrás.

 

¿Quién lo está causando? ¿Es el gobierno quien se los niega? ¿Es Javier Lozano? ¿Es Peña Nieto? No. Ojalá fueran ellos. Se los niega la misma dirección del sindicato.

 

¿El delito? Ser críticos, pensar con cabeza propia, exigir información completa sobre las finanzas del sindicato, proponer reglas para un funcionamiento honesto de la cooperativa, defender la democracia en el SME, el respeto y tolerancia a la discrepancia.

 

Dicen que esto es un ataque a la dirección del sindicato, que es un monopolio exclusivo de la derecha el criticar, y con ese decreto, cualquiera que critique en automático es de derecha. Se equivocan, todo movimiento, cuando es auténtico, se fortalece con la crítica y autocrítica de sus mismos miembros. Pero para ellos todo fue y es perfecto.

 

Nosotros somos 12, de los 20 excluidos de la cooperativa.

 

En 7 años el gobierno no pudo doblegarnos. Tampoco podrá la venganza, el odio enfermo, el revanchismo alevoso, de quien cegado por la ira, actúa con la prepotencia de un empresario.

 

En consecuencia, ya no es sólo un comprobante de cooperativista lo que se está peleando; ahora es por la democracia, por el respeto a la discrepancia, por la libertad de pensamiento, y por la dignidad de nuestras familias y el respeto a todo el esfuerzo que hicieron al estar a nuestro lado todos estos años.

 

Lo que sí es exclusivo de la derecha, es despojarle al trabajador el producto de su trabajo y el fruto de sus conquistas.”

 

En la segunda carta, los agremiados exigieron que se realize una auditoria a fondo dentro del Sindicato “Queremos que se hable con la verdad. Que se aclaren los ingresos y egresos de los dineros del Sindicato. Exigimos una amplia y veraz explicación del uso y usufructo de todas las instalaciones del SME. Central de autobuses, salón de eventos sociales, deportivos, estacionamientos, auditorios, albercas, gimnasios, función de lucha libre, exposición de perros y un largo etc., significan RECURSOS que tienen que explicarse con detalle en cuanto a su monto y su destino.”

 

De entre los acuerdos logrados después de siete años de lucha y luego de las negociaciones con las autoridades federales, se encuentran: la liberación de los 12 “presos politicos” integrantes del SME; pensión a 960 agremiados (las cuales no serán pensiones completas pues les quedarán a deber conceptos como 50% de compensación por antigüedad, aguinaldo, energía eléctrica etc.); la concesión por 30 años para la explotación de 14 plantas de generación eléctrica en sociedad SME-Mota Engil de Portugal, de la cual se crearán 541 puestos de trabajo; y finalmente la creación de la cooperativa Luz y Fuerza del Centro para dar empleo a más de 14 mil trabajadores.