Amenazan a defensores de derechos humanos en Oaxaca

Juchitán, Oaxaca, 2 de abril 2017.- El  Centro de Derechos Humanos “Beti Cariño”, “Digna Ochoa” y “Zeferino Ladrillero” dieron a conocer una acción urgente en la que manifestaron su preocupación ante las agresiones que han sufrido en los últimos días Rodrigo Flores Peñaloza y Bettina Cruz Velázquez, vocera e integrante de la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT) y de la Articulación Pueblos Originarios Del Istmo En Defensa Del Territorio (APOYO), quienes se oponen a proyectos eólicos y mineros.

Responsabilizaron a la Comisión Federal de Electricidad, a la Secretaría de la Defensa Nacional y al Gobierno Federal de cualquier situación en la que se pueda poner el riesgo la integridad de los activistas.

Las organizaciones informaron que el pasado 10 de febrero, Rodrigo Flores junto con algunos de sus colegas, fueron asaltados con arma de fuego por dos hombres a bordo de un mototaxi mientras se encontraban a la salida de su lugar de trabajo.

“Los asaltantes apuntaron su arma y se dirigieron especialmente a Rodrigo, advirtiéndole únicamente a él que se quedara quieto y no intentara nada. Días después, el 24 de febrero, a su mismo lugar de trabajo entró una persona de sexo masculino que se encontraba armada y preguntó de manera reiterada por el Rodrigo (…), se lee en el comunicado elaborado por los centros.

También denunciaron que el 19 de abril en la radio con frecuencia 92.7 de Juchitán, agredieron verbalmente en reiteradas ocasiones a Bettina Cruz y a Rodrigo Flores.

Un día después en las inmediaciones de la oficina de la APIIDTT, la defensora Bettina Cruz se percató que un hombre se encontraba fuera “con actitud sospechosa”, “aparentemente buscando algo”. Luego de algunas horas “otra integrante de su organización escuchó cuando describía el lugar y las señas generales de la oficina”. Mientras que el 26 de abril, al salir de su domicilio, Rodrigo Flores encontró en el parabrisas de su vehículo “una nota escrita a mano, donde se le amenazaba de manera directa y le mencionaban que lo tenían vigilado”.

Los centros de derechos humanos explicaron que “esta cadena de amenazas y hostigamiento coincide con las intensas movilizaciones realizadas para (…) el esclarecimiento del asesinato de José Alberto Toledo Villalobos de Chahuites, defensor del derecho humano a la energía eléctrica y ex compañero de Rodrigo y Bettina; además del apoyo activo a la defensa del cerro Iguú llevada (…) por las comunidades indígenas zapotecas de Puente Madera, Rancho Llano y Loma Bonita de San Blas Atempa, ante la construcción de la subestación eléctrica de la SEDENA”.