Bases de Apoyo Zapatistas en riesgo de desplazamiento forzado

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, 29 de marzo 2018.- El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A.C. (Frayba), dio a conocer que cuenta con información que confirma la participación de un grupo armado proveniente de Manuel Utrilla, Chenalhó, causante del desplazamiento forzado de 90 familias tsotsiles de la comunidad de Koko’, municipio de Aldama, Chiapas, México, el pasado 24 de marzo de 2018,

El Frayba explicó que las familias que se encuentran dispersas en la montaña, sin condiciones de seguridad ni de asistencia humanitaria que garanticen sus derechos como pueblos indígenas en desplazamiento.

Adicionalmente, familias Bases de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (BAEZLN) de comunidades del municipio de Aldama y del ejido Manuel Utrilla, Chenalhó, se encuentran también en grave riesgo de desplazamiento forzado así como de amenazas a su vida, integridad y seguridad por el mismo grupo armado que provocó el desplazamiento, el 20 de marzo de 2018, de 145 familias tsotsiles de Tabak, Aldama.

La organización explicó que estos hechos son la continuidad de la violencia en la región con la crisis humanitaria por el desplazamiento forzado de 5 023 personas en Chalchihuitán y el desplazamiento forzado de 7 familias de Aldama desde mayo de 2016.

Denunciaron que la ineficacia del gobierno de Manuel Velasco Coello ha generado impunidad en la zona, protegiendo a la presidenta municipal de Chenalhó, Rosa Pérez Pérez, y a los grupos armados que operan en la región.

Por lo anterior, solicitaron al Estado mexicano que garantice la vida, la integridad y seguridad personal de las BAEZLN y de la población en general de las comunidades indígenas tostsiles de Tabak, Koko’, Cotsilnam, Stselej Potop, Xchuch Te, Puente y de la cabecera del municipio de Aldama, Chiapas, así como de las BAEZLN de Manuel Utrilla, Chenalhó.

Llamaron de manera urgente a las autoridades para que atiendan la situación de desplazamiento de 145 familias tostsiles de Tabak, y 90 familias de Koko’, del municipio de Aldama; aplicando de manera inmediata los Principios Rectores de los Desplazamientos Internos de las Naciones Unidas. Así como realizar acciones de prevención con el fin de evitar que otras comunidades se desplacen de manera forzada debido a las agresiones armadas en la región.

Los afectados y el Frayba, exigieron un alto al fuego, y la realización de una estrategia efectiva de desarticulación, desarme, detención y sanción a los grupos civiles armados de la región, así como una investigación a fondo de las autoridades responsables de la organización y actuación de los grupos armados.

Al gobernador Manuel Velasco Coello le exigieron asumir su responsabilidad como mandatario del Estado y atender de manera integral y de fondo la espiral de violencia que existe en la región, las violaciones a derechos humanos y emergencia en la que encuentran las y los pobladores de Aldama.