Capturan a Javier Duarte en Guatemala

Durante su mandato, en Veracruz creció la criminalidad, la impunidad y la pobreza

La Procuraduría General de la República (PGR), informó esta noche que el ex gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, profugo desde el 17 de Octubre del año pasado, fue detenido por autoridades de la Policía Nacional de Guatemala en el Municipio de Panajachel, del Departamento de Sololá.

A través de un comunicado, la dependencia informó que ya ha solicitado, con la intervención de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), la solicitud de detención provisional con fines de extradición.

Asimismo, la Procuraduría recordó que Duarte de Ochoa “es requerido por la orden de aprehensión librada en su contra el 14 de octubre de 2016, por el Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en la Ciudad de México, por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de Delincuencia Organizada y Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.”

Según informes, el ex gobernador fue detenido alrededor de las 15:00 horas en el lobby del hotel Riviera de Atitlán; un hotel muy lujoso dentro de una zona turística. Hasta el momento se desconoce si su esposa, Karime Macías, se encontraba con él en dicho lugar.

Ahora el gobierno mexicano tendrá 60 días, a partir de hoy, para presentar de manera formal la solicitud de extradición del Duarte.

 

El terror de vivir en Veracruz bajo el mandato de Javier Duarte

 

Desde 2010, año en que Javier Duarte de Ochoa se alzó con la gubernatura, Veracruz se convirtió rápidamente en un estado sin ley donde ha reinado la criminalidad y la impunidad, sumiendo a sus habitantes en el temor y la desconfianza hacia las autoridades.

Aquel estado vertiginosamente pasó a ser en uno de las entidades con la tasa de homicidios y desapariciones mas altas del país.

El crimen organizado se hizo presente y llevó terror a todos los rincones veracruzanos. Cientos de negocios cerraron ante la inminte presencia de sicarios que pedian derecho de piso por dejarlos trabajar, y si no lo hacían, el resultado podría ser fatal.

Veracruz es también el estado con más periodistas asesinados, 17 para ser exactos, según la organización Artículo 19. De aquel estado salió huyendo el fotoperiodista Rubén Espinosa que ante las amenazas recibidas, decidió refugiarse en la Ciudad de México. Sin embargo, la muerte lo alcanzó en un departamento de la colonia Narvarte, y con él, 5 mujeres que se encontraban en el departamento también fueron asesinadas.

Del mismo modo, Veracruz es uno de los estados con el mayor índice de pobreza. Según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), en el año de 2014, el 58% de la población veracruzana vivía en la pobreza, y un 17.2%, en pobreza extrema. De este modo, el desempleo, el rezago educativo y la deuda estatal aumentaron.

Veracruz es también el estado de las fosas clandestinas. Recientemente las brigadas de búsqueda, integradas por familiares de personas desaparecidas, descubrieron el horror, y ante sus ojos, aparecieron cientos de cuerpos y restos de las víctimas que dejó la violencia que se apoderó del estado y del país.

Con la detención de Javier Duarte, se cierra un ciclo en el sinuoso camino de los veracruzanos. En los próximos días sabrán si la justicia existe o no en este país.