Diputados Aprueban la Ley de Seguridad Interior

Ciudad de México 30 de noviembre de 2017.- La tarde de  este jueves después de ser discutida por la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados, la Cámara de Diputados aprobó con 248 votos a favor, 115 en contra y 48 abstenciones La Ley de Seguridad de Interior.

Esta Ley, tiene el objetivo de regular la forma de actuar de las fuerzas armadas la actuación  con las labores de seguridad pública po lo que ha sido rechazada por defensores de derechos humanos, organizaciones sociales y partidos políticos de oposición al PRI, partido que impulso la Ley que pretende militarizar al país.

La bancada del PRI fue quien más voto esta Ley con  183 votos, seguidos por el Verde Ecologista con 35 votos, Acción Nacional con 14, el PRD con 2 Encuentro Social con 9 al igual que Nueva Alianza,  los votos en contra 39 de MORENA, al igual que el PRD, Acción Nacional 17 votos lo mismo  Movimientos Ciudadano, solo un independiente voto en contra y hubo 48 abstenciones de Acción Nacional.

Con la aprobación de esta Ley, el presidente podrá militarizar el país en cualquier momento en donde sea identificada una "amenaza de seguridad interior" esto cuando la policía local sea rebasada por esta amenaza, miembros de #SeguridadSinGuerra manifestaron que, “Nos oponemos categóricamente a la expedición de una ley o reformas que permitan a las autoridades federales, estatales y municipales, continuar evadiendo sus responsabilidades constitucionales en materia de seguridad pública”.

Los puntos clave de esta Ley que fue aprobada en su mayoría por diputados del PRI y que al presidente Enrique Peña Nieto le urgía que esta Ley se llevara a discusión, son:

Las Fuerzas Armadas podrán realizar funciones que corresponden a la policía.

El presidente ordenaría a las Fuerzas Armadas a desempeñar tareas de seguridad pública por tiempo indefinido.

Posibilita la intervención del Ejército en protestas que sean consideradas “no pacíficas”

La mala aplicación de protocolos deficientes  en cuanto al uso de la fuerza.

Toda información sobre medidas de seguridad interior será confidencial.

No impone límite de tiempo a las afectaciones de seguridad interior.

No obliga a que las autoridades estatales y municipales fortalezcan a sus policías civiles.

Fomenta la intervención militar.

No establece controles ni contra pesos robustos, únicamente habla de que el Secretario de Gobernación un informe a la Comisión Bicameral del Congreso de la Unión.

Las definiciones imprecisas permiten que todo quepa en la figura de seguridad interior.