Estudiante fallecida durante el sismo, le roban su tarjeta y gastan sus ahorros

El banco les devuelve el monto robado

CDMX 27 de septiembre de 2017.- Debido al sismo de 7.1 grados del pasado 19 de septiembre del año en curso, la estudiante Alejandra Vicente Cristóbal de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa, falleció en el derrumbe del edificio ubicado entre Torreón y Viaducto, en la colonia Narvarte.

Al realizar los trámites necesarios después del fallecimiento, los padres María del Rosario Cristóbal y Porfirio Vicente acudieron el día de ayer martes al banco HSBC a solicitar un historial de la cuenta de la tarjeta de ahorros que tenía su hija, y como respuesta obtuvieron que de los 32 mil pesos que había solo tenían 8 mil, se realizaron cuatro movimientos con la fecha de 25 de septiembre. Dichos movimientos están hechos con compras electrónicas de las tiendas ZARA y Best Buy.

Alejandra contaba con una cuenta ahorros, donde su padre le depositaba cada fin de semana, “eran todos nuestros ahorros, le iba depositando desde que ella nació en una cuenta de $100 o $200, fueron creciendo, fueron creciendo, de ahí agarraba para comprar sus cosas, su escuela, su ropa, era su dinero y cada vez cuando gastaba una cantidad de mil para arriba me buscaba: ¿papá, puedo gastar para esto?, adelante, hija, es tu dinero. En un fin de semana se fue todo lo que ahorre para mi hija en 24 años”, expresó Porfirio.

Por su parte, María del Rosario, reclamó que hacen falta protocolos de seguridad, “si las tiendas comerciales, autoservicios, cualquier tienda, cobran con una tarjeta de crédito, pidan identificación y chequen la firma”, demandó.

El banco ofreció una investigación para poder recuperar el dinero perdido, pero a pesar de lo inadmisible de la situación no dio detalles sobre las sucursales donde se hicieron las compras.

“Hay que dar a conocer todos los hechos injustos que se están enfrentando y que no se dan a conocer y, por consiguiente, no reciben apoyo, así como nosotros hay muchas familias que perdieron su hogar, y el gobierno ni se ha presentado ni mucho menos hemos recibido algún apoyo, solo lo han hecho brigadistas, familiares y jóvenes universitarios”, exigió la mamá de Alejandra, María del Rosario.

Los padres y familiares de Alejandra pese al coraje que este acto causó a la familia, aseguran no desearles mal a los responsables.

“Alguien gastó 24 mil de los 32 mil pesos que había en la cuenta de Alejandra: con el sismo se ven dos caras, esas dos caras opuestas. Qué tristeza que, en medio de tantas muestras de solidaridad por parte de brigadistas, se suscite un hecho así y que triste también que instituciones como esas no intenten resolverlo, porque creo que no termina de manchar los actos de bondad que se han observado, mucha juventud, muchos chicos que en verdad están dejando el corazón y están dando todo por ayudar a las personas que lo necesitan”, enfatizó Verónica Vicente, tía de Alejandra.

Por último, en entrevista para Somos el medio.org los familiares nos notifican que, por la tarde el banco se hizo cargo de las irregularidades ocasionadas en la tarjeta de debido y se les regresó a los padres de Alejandra toda la cantidad que tenían antes de los movimientos hechos por las tiendas ZARA y Best Buy. El banco HSBC se quiso desligar de las demandas que le podrían provocar a su empresa y prefirió no hacer más grande la noticia, entregándoles un cheque a los familiares con el monto que habían perdido.