Exigen a candidatos auditoría y desmantelamiento de la presa El Zapotillo

Foto: Mario Marlo/Somoselmedio.org
El Zapotillo se le ha invertido más de 27 mil millones de pesos

Guadalajara, Jalisco, 12 de abril 2018.- Pobladores de Temacapulín exigieron a los candidatos y candidatas federales y estatales una auditoria y el desmantelamiento de la presa El Zapotillo, a la que calificaron como la presa de la corrupción un monumento a la hidromafia de México.

A través de un comunicado firmado por cuatro comités de hijos ausentes, el Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), y el Colectivo de Abogados, exigieron la auditoria el desmantelamiento de la presa El Zapotillo, proyecto hidrológico que hasta la fecha se le han invertido más de 27 mil millones de pesos a pesar de estar detenida desde hace 4 años por un fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Ya basta de promesas incumplidas, de oportunismo político, pedimos respeto a nuestras comunidades. Exigimos la cancelación del Zapotillo, presa de la corrupción, del derroche y de la vergüenza, monumento a la Hidromafia de México”.

Añadieron que durante 13 años de lucha, las comunidades de Acasico, Palmarejo y Temacapulín, han sido testigos de la imposición y de las contradicciones técnicas y políticas de las autoridades de CONAGUA como la realizada por el Gobernador Emilio González Márquez quien se desbordó en promesas para imponer la presa, ofreció casas, escuelas, deportivos, un centro de salud, a los habitantes de Temacapulín, quienes se opusieron a ceder sus tierras para la construcción del Zapotillo. “Si ustedes no quieren la presa, no se hace”. Y agregó: “No voy a ser yo quien incendie Los Altos”.

Otro que prometió a la comunidad para después no cumplirlas fue el Gobernador Aristóteles Sandoval quien en una visita a Temacapulín prometió: “Lo reitero: Jalisco debe ser el principal beneficiado de las decisiones y no el que las padezca. No vamos a inundar Temacapulín”.

Sin embargo, al ser elegido, el ahora gobernador avaló en todo momento el proyecto para que fuera construido con una cortina de 105 metros de altura, declarando en un evento el 29 de junio de 2017: “Salvar Temacapulín ya no es una variable asequible”, respaldado por el cuestionado estudio de la UNOPS-ONU que costó 90 millones de peso.

Los comités de Temacapulín y las organizaciones que los acompañan finalizaron denunciando que el agua no es un botín político, “A todos los candidatos y candidatas les decimos que no vamos a entrar en debates y discusiones sobre la altura de la cortina, queremos que se audite el proyecto y se finquen responsabilidades; que se respeten nuestros derechos humanos; que se reparen integralmente los daños ocasionados.