Historia de la cancelación de un aeropuerto en Francia

Desalojan a opositores a la construcción de un aeropuerto en Francia

Cientos de cartuchos de granadas fueron usadas por más de 2500 oficiales de policía en un intento por evacuar a los activistas que mantienen ocupado el territorio donde se pretendía construir el aeropuerto de Notre-Dame-des-Landes, proyecto anunciado en 1963 y que fuera cancelado recientemente por el presidente francés Emmanuel Macronn.

El conflicto que lleva casi sesenta años y que se ha vuelto un símbolo de la lucha ecologista y anticapitalista en Francia, fue reprimido nuevamente esta semana con gas lacrimógeno y granadas explosivas cuando se intentaba desalojar a los ocupantes de la Zona a Defender ( ZAD).

Foto: Nantes Révoltée

Este proyecto de aeropuerto nació en los años 60 de una voluntad de descentralización y de desarrollo económico del país. En cierto modo olvidado durante mas de 20 años, volvió a la agenda política en 2000 con el propósito del “fortalecimiento” de las grandes ciudades en provincia a fin de encarar a la posible saturación de los aeropuertos parisinos.

Actualmente en la comunidad de Notre-Dame-des-Landes que está situada al oeste de Francia, a unos 25 km de la ciudad de Nantes, existen cientos de hectáreas cultivadas de manera colectiva, granjas, casas y hogares auto-construidos, los ocupantes producen pan y cerveza y también cuentan con una estación de radio comunitaria, un periódico en línea y un mercado de vegetales.

Lo más de 300 ocupantes de esta zona, han resistido y luchado contra la construcción del aeropuerto por casi 10 años, ahora que el presidente de Francia ha anunciado su cancelación ha intentado desalojar a los activistas.

Foto: Nantes Révoltée

La Zona a Defender (ZAD), se ha convertido y es considerado como un espacio autónomo, la mayoría de sus habitantes se dedican a la agricultura. Desde el año 2009, los activistas ocuparon este territorio convirtiéndolo en un símbolo de referencia para la auto-organización y contra el capitalismo en toda Francia.

En octubre del 2012, esta zona anticapitalista vivió un violento intento de desalojo por parte de la policía y el ejército francés que arrojo decenas de heridos y detenidos. Tras semanas de manifestaciones que se multiplicaron por todo el país y extendieron la solidaridad con la lucha, se dio una movilización que congregó a unos 40 mil activistas y campesinos de la región que re-ocuparon la ZAD.

Después del anunció de cancelación del proyecto por parte del presidente francés, la violencia a regresado al ZAD. Policía antidisturbios han vuelto a intentar desalojar a sus ocupantes con el objetivo de instalar programas de industrialización agrícola impuestos por el ejecutivo francés.

Foto: Nantes Révoltée

En respuesta los integrantes del ZAD han explicado que rechazan el chantaje del presidente a lo que el mandatario ha ordenado la custodia de los caminos que llevan a la ZAD y la identificación sistemática de toda persona que quisiera entrar o salir de la zona.

Desde el pasado 1 de abril se decretó que todos los habitantes de la ZAD podrían ser expulsados de los bosques y campos ocupados en esta región.

Finalmente la amenaza se cumplió este lunes 9 de abril, cuando el presidente francés envió a 2.500 antidisturbios de la policía para desalojar la ZAD, en esta ocasión tan solo tres centenares de activistas pudieron defender el territorio ocupado, a pesar de la decidida resistencia que presentaron fueron desalojados.

Foto: Nantes Révoltée Foto: Nantes Révoltée Foto: Nantes Révoltée Foto: Nantes Révoltée