Hoy se graduarían 43 normalistas de Ayotzinapa, pero fueron desaparecidos

Ciudad de México, 13 de julio 2018.- Este viernes se realizó la ceremonia de clausura de la generación 2014-2018, de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero, 43 jóvenes no pudieron asistir ya que se encuentran desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre de 2014.

Antes del mediodía se llevó a cabo la ceremonia donde el director de la escuela, Víctor Gerardo Díaz, dirigió unas palabras a los 74 graduados de la generación 2014-2018, a los medios de comunicación y a los familiares de los normalistas caídos. Como una mención especial, le cedió la palabra a Cuitláhuac Mondragón, representante de los padres de los normalistas desaparecidos y tío de Julio Cesar Mondragón Fontes, asesinado junto con Julio Cesar Ramírez Nava y Daniel Solis Gallardo la noche del 26 de septiembre de 2014.

“No son tiempos fáciles, los medios, el mismo modelo neoliberal se empeñan en llamarnos “flojos”, “vándalos”, “criminales” y la única manera en que hemos de demostrarle no al gobierno, no solamente a los medios, a la sociedad es precisamente con hechos y acciones, hoy el país está sangrando y necesita de líderes, líderes auténticos y esos líderes auténticos históricamente los han parido las normales rurales; en ese sentido, tenemos un doble compromiso, esta generación como lo dijo el director de esta escuela, nunca ha de olvidarse, como tampoco toda la sociedad hemos de olvidar a los caídos, a los heridos, a las víctimas y pugnemos todos juntos, rompiendo este protocolo; ¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!”. Denuncio Mondragón al cierre de su participación. 

Durante el evento, se podían ver los 47 lugares de los egresados, que no se encontraban. La Normal Rural mencionó que 42 de los 43 desaparecidos debieron egresar hoy, uno de ellos debió el año pasado. Sin olvidar a Julio Cesar Nava, Daniel Solis Gallardo y Julio Cesar Mondragón Fontes, fallecidos esa misma noche y Aldo Gutiérrez Solano quién se encuentra en estado vegetativo en un hospital de la Ciudad de México debido a una herida de bala.