Huracán Bud ocasiona tormentas intensas en Michoacán, Jalisco, Colima y Guerrero

Guadalajara, Jalisco, 11 de junio 2018.- En las siguientes horas, los desprendimientos nubosos de Bud, huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, ocasionarán tormentas intensas en la costa y el oriente de Michoacán; tormentas muy fuertes en zonas de Nayarit, Jalisco, Colima y Guerrero; vientos fuertes con rachas de 40 a 60 kilómetros por hora (km/h), así como oleaje de 2 a 3 metros (m) de altura en las costas de Colima, Michoacán y Guerrero, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), dependiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

A las 19:00 horas tiempo del centro de México, Bud se ubicó aproximadamente a 380 kilómetros (km) al sur de Manzanillo, Colima, y a 545 km al sur-sureste de Cabo Corrientes, Jalisco, con vientos máximos sostenidos de 130 km/h, rachas de 155 km/h y desplazamiento hacia el noroeste a 15 km/h.

El sistema mantiene una trayectoria paralela a las costas de la República Mexicana por lo que sigue vigente la zona de vigilancia de Manzanillo, Colima, a Cabo Corrientes, Jalisco.

Por otra parte, se pronostican tormentas puntuales intensas en el occidente de Oaxaca, el norte y el occidente de Chiapas y en el sur y la zona serrana de Veracruz; tormentas fuertes en áreas de Durango, Sinaloa, Aguascalientes, Tamaulipas, Guanajuato, Querétaro, Morelos, Estado de México, Ciudad de México, Puebla y Tabasco, así como tormentas de corta duración en zonas del noroeste, el norte y el centro del territorio nacional.

Asimismo, se prevén vientos fuertes con rachas superiores a 50 km/h en Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Querétaro e Hidalgo, y rachas de viento superiores a 45 km/h en la Península de Yucatán, Tabasco y Chiapas.

Las lluvias y los vientos serán generados por la Onda Tropical Número 2 y un canal de baja presión extendido sobre el norte y centro del país.

Se recomienda a la población en general en las zonas de los estados con pronóstico de lluvias, viento y oleaje, incluida la navegación marítima, a extremar precauciones y atender las recomendaciones emitidas por las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil en cada entidad.