Inician exhumaciones en fosas comunes de Coahuila

Foto: Arturo Lara/Somoselmedio.org
Piden al gobierno estatal actual que “sostenga su compromiso

Estado de México, 17 de abril.- A través de la Ley para la Localización, Recuperación e Identificación Forense de Personas del Estado de Coahuila de Zaragoza, colectivos familiares como Grupo VI.D.A Laguna A. C. (Víctimas por sus Derechos en Acción) inician la primera jornada de exhumaciones este 17 y 18 de abril; cuatro de los 458 cuerpos no identificados en el estado de 2006 a 2016, se trasladarán a Saltillo para la identificación de los mismos.

En esta primera jornada estarán presentes familias representantes de los cuatro colectivos de Coahuila: Familias Unidas en la Búsqueda y Localización de Personas Desaparecidas A. C. de Piedras Negras, Grupo VI.D.A de Torreón, Alas de Esperanza Asociación de Allende y Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México, así como el Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios y el Centro de Derechos Humanos Juan Gerardi.

Al mismo tiempo los representantes pidieron la presencia de las autoridades encargadas de coordinar este proceso: la Procuraduría General de Justicia del estado, la Subprocuraduría de Personas Desaparecidas, Servicios Periciales; además de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas en México, la Fiscalía de Personas Desaparecidas de la Procuraduría General de la República, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y peritos independientes.

Los colectivos aclararon que esta será la primera jornada de varias, y por ello piden al gobierno estatal actual que “sostenga su compromiso para realizar este trabajo, facilitando los recursos humanos y materiales que hasta ahora se tienen para que el trabajo no se suspenda al término de su gestión”. Y que el gobierno entrante cumpla con la continuidad del proceso al identificar los 458 cuerpos sin nombre y los más de 50 mil fragmentos óseos que se han recuperado en el estado.

La documentación del proceso de exhumación la llevarán a cabo las familias para que, según los comités, se apeguen a la ley y puedan escribir una parte de la historia “de quienes todavía no sabemos sus nombres y de los que pudieran ser nuestros desaparecidos”, termina el comunicado.