La sierra norte de Puebla segundo lugar en agresiones contra defensores

Puebla, junio 2018.- Desde julio de 2016 y hasta diciembre de 2017 han ocurrido ocho agresiones contra personas, comunidades u organizaciones defensoras del medio ambiente en Puebla, con lo que la entidad se ubica como la segunda del país con más casos de este tipo, solo después del Estado de México donde hubo 10 ataques, según la el informe del Centro Mexicano de Derecho Ambiental  dado a conocer en este año.

En lo que va del año en México se ha registrado el asesinato de 4 defensores de la tierra y el territorio. Guadalupe Campanur,  Manuel Gaspar Rodríguez, Miguel Vázquez y el pasado miércoles, Adrián Tihuilit.

Ante estos hechos, organizaciones civiles como el MIOCUP, CNPA MN, Consejo Tiyat Tlali, Unión de Cooperativas Tosepan, Consejo Maseual Altepejtapianij, Frente Indígena Campesino de México y el Centro de Derechos Humanos Antonio Esteban denunciaron que a pesar de que instancias internacionales de derechos humanos han mostrado preocupación por el papel  que ha jugado el estado mexicano en cuanto al trato para con los defensores de derechos humanos, las autoridades mexicanas han sido omisas.

Lo anterior se suma a el peligro en que se encuentran constantemente los defensores, las comunidades indígenas y campesinas quienes al no tener garantía del estado se han organizado para hacer valer su voz y para defender su territorio. 

La sierra norte del estado de Puebla, uno de los territorios mexicanos más ricos en cuanto a diversidad biológica y cultural del estado y que a raíz de la reforma energética y de la política de despojo e imposición que han promovido las autoridades en su tres niveles de gobierno desde 2013, se encuentra en constante resistencia contra empresas que intentan instalar megaproyectos sin el consentimiento de los pueblos.

Según la organización PODER, el 28% del territorio poblano se encuentra concesionado a la minería, existen ocho proyectos hidroeléctricos, al menos 10 mil 92 proyectos de fracking y otros proyectos de infraestructura para el desarrollo de empresas nacionales y extranjeras. según información de la organización PODER, (www.colaboratorio.org)

En una marcha este sábado 2 de junio, miles de pobladores marcharon en Cuetzalan para denunciar el asesinato de Manuel Gaspar Rodríguez  y  Antonio Esteban Cruz, y exigir el cese del hostigamiento y criminalización de las organizaciones y personas defensoras del medio ambiente que ha que han tomado la responsabilidad de caminar del lado de las comunidades.

Frente a una ofrenda instalada en la entrada del Palacio Municipal de Cuetzalán, las organizaciones, defensores y los pueblos hicieron un llamado a las autoridades estatales y federales para atender las necesidades de sus comunidades y dejar de promover los intereses económicos y políticos de empresas nacionales y extranjeras que asedian el territorio de la sierra norte. 

Solicitaron que se investigue el asesinato de Manuel Gaspar Rodríguez y Antonio Esteban Cruz y se adopten medidas urgentes para cesar la criminalización en contra de organizaciones sociales y/o personas defensoras del derecho al territorio, el agua y los bienes comunes y de todos aquellos actores que por medio de la lucha y de la protesta social exigen el respeto de sus derechos y su garantía, en especial de los integrantes del MIOCUP, de la CNPA MN, de la Unión de Cooperativas Tosepan Titataniske, y de las organizaciones integrantes del Consejo Tiyat Tlalli.

A la Fiscalía General del estado de Puebla le solicitaron que garantice una investigación seria, efectiva, eficaz e imparcial para el esclarecimiento de los hechos, orientado a la determinación de la verdad, captura y enjuiciamiento de los responsables.