"Marcha silenciosa por la paz en México" contraria al respeto, defensa y promoción de ‪#‎DDHH‬

<pre style="text-align: center;"> Foto: Josue Trejo/Somoselmedio.org</pre> <p>&nbsp;</p>
Promover discurso de guerra fractura aún más a la sociedad mexicana

México, D.F., 31 de mayo 2015.- La mañana de este domingo se realizó la “Marcha silenciosa por la paz en México”, convocada por organizaciones como Alto al secuestro, Coordinadora Ciudadana, la Cámara Nacional de Comercio, el Consejo Mexicano de la Juventud, el Consejo Nacional de Defensa a la Ciudadanía, y Norberto Rivera Carrera, Arzobispo de la Ciudad de México, realizada este domingo 31 de mayo.

En respuesta  a esta convocatoria, 32 ONG´s firmantes argumentan que apoyar “las acciones que han realizado las Fuerzas Armadas para conseguir la paz en México” y pedirles “seguir actuando con firmeza e inteligencia en la seguridad”, como alienta la convocatoria a esta marcha, es una muestra de absoluto desconocimiento del sufrimiento de miles de familias mexicanas que desde el inicio de la “guerra contra las drogas” en el país, han sido víctimas de graves violaciones a derechos humanos a manos del ejército, de la marina y de distintas corporaciones policiales.

Adicionalmente, los convocantes a esta marcha sugieren un desdén por los mecanismos nacionales de protección a derechos humanos, así como un menosprecio por los mecanismos internacionales. La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha emitido 57 recomendaciones sobre ejecución arbitraria, 11 recomendaciones sobre desaparición forzada y 79 recomendaciones por tortura, en el período de 2006 a 2014 contra el Estado, mencionan en el comunicado.

Sin duda, México atraviesa un contexto de violencia e impunidad sistemática y generalizada. La “guerra contra las drogas” declarada en el sexenio anterior ha tenido efectos devastadores en la seguridad y dignidad de las personas y ha incrementado los índices de desaparición forzada, detenciones y ejecuciones arbitrarias, tortura, desplazamiento interno forzado, y feminicidios, entre otras violaciones a derechos humanos.

Bajo este panorama de crisis y emergencia nacional, la movilización y protesta social se han convertido en herramientas indispensables para manifestar el descontento social y exigir a las autoridades que prevengan, atiendan, sancionen y reparen integralmente a las víctimas de violaciones a derechos humanos desencadenadas por esta violencia.

“Es fundamental resaltar, que soldados, marinos  y policías caídos y desaparecidos, así como sus familias, han sido víctimas también de esta guerra, por ello nos solidarizamos en su búsqueda de justicia y verdad. Y hacemos un sincero llamado a las organizaciones convocantes a esta marcha a dejar de fomentar un discurso de guerra, el cual alienta a las fuerzas armadas a ejercer tareas que le corresponden exclusivamente a la policía; polariza a la sociedad mexicana de por sí ya lastimada por el clima de violencia, y constituye una narrativa contraproducente para el fin que motiva esta movilización: la paz”, finaliza el pronunciamiento.

Entre las organizaciones firmantes se encuentran: Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, Comité los Otros Desaparecidos de Iguala, Freedom House México, Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (conformada por 75 organizaciones en 21 estados de la República mexicana), y Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, entre otras.