PGR sin voluntad política de investigar espionaje a periodistas y activistas

Foto: Luis Tovar/Somoselmedio.org
México requiere una Fiscalía independiente y autónoma

Ciudad de México, febrero de 2018.- Periodistas y activistas denunciantes del espionaje cometido en su contra exigieron al gobierno de México la creación de una Fiscalía independiente y autónoma que sea capaz de generar una investigación seria, imparcial y exhaustiva para castigar abusos gubernamentales en todos los niveles.

Lo anterior, fue solicitado a ocho meses de que 11 periodistas, activistas y defensores de derechos humanos acudieran a la Procuraduría General de la República (PGR) para denunciar el espionaje cometido en su contra con el malware Pegasus, no existen avances en el caso.

Desde la presentación de la denuncia, los periodistas y activistas advirtieron su desconfianza en que la PGR fuera capaz de investigarse a sí misma, ya que existen evidencias de que fue esa dependencia quien adquirió el malware y más aún cuando el propio jefe del Ejecutivo condenó al fracaso la investigación amenazando a los denunciantes, concluyendo de manera anticipada que los señalamientos eran falsos.

Por lo anterior, informaron la necesidad de conformar un panel de expertas y expertos independientes que pueda dar garantías a quienes fueron espiados y a la sociedad en general de que la investigación será exhaustiva, imparcial y profesional. Sin embargo, el gobierno mexicano ha rechazado esta exigencia.

Los denunciantes explicaron que la PGR no tiene la capacidad ni la voluntad política de investigar un caso tan grave a pesar de los indicios que existen. Como el de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, quien acepto haber adquirido las licencias de uso de Pegasus y que el equipo desde el cual se opera dicho software se encuentra ubicado en sus oficinas de la Ciudad de México.

Sin embargo, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), a cargo del caso, no ha realizado ningún acto de investigación respecto de la AIC a pesar de estos elementos y de reiteradas solicitudes de parte de los denunciantes y de recomendaciones de peritos expertos en la investigación, como Citizen Lab.

Los periodistas y activistas espiados, denunciaron que hasta el día de hoy no se han identificado y entrevistado a los agentes entrenados para operar Pegasus. No se han hecho visitas a las instalaciones en las que es operado el software. No se han revisado las cámaras de vigilancia, registros, bitácoras o medidas de seguridad implementadas en torno al uso del sistema ni se ha solicitado el contrato y anexo técnico por el que adquirió Pegasus a pesar de que éste ya se ha hecho público por la prensa.

Como lo han señalado a The New York Times expertos forenses y la propia empresa fabricante del malware, NSO Group, un análisis forense de los servidores y equipos desde los que se opera el sistema Pegasus debe encontrar un registro de las infecciones realizadas con ese sistema. No obstante, la Fiscalía se ha negado a hacer cualquier acto de investigación al respecto.

Por el contrario, la investigación se ha centrado en diligencias inútiles como búsquedas en Google, en páginas como “quienhabla.mx” y “pipl.com”, en perfiles de redes sociales de los denunciantes o solicitudes de información a más de 2000 municipios en el país.

Los periodistas y activistas explicaron que ha avanzado más la investigación periodística realizada por instancias como MCCI que develó cómo un funcionario de la propia PGR estuvo vinculado a una de las compañías ligadas al grupo empresarial que vendió, en 32 millones de dólares, el malware a la propia PGR, en un esquema de asignación directa en el que invocó el concepto de “Seguridad Nacional”, pese a que la empresa en cuestión carecía de experiencia en este campo.

Ante esta nueva revelación, los denunciantes han solicitado formalmente a la PGR que realice 17 diligencias vinculadas con el esclarecimiento de esta línea de investigación y que amplíe la indagatoria respecto de los posibles delitos de corrupción cometidos.

Sin embargo, explicaron que la FEADLE primero se mantuvo en silencio ante tales peticiones, por lo que fue necesario interponer una demanda de amparo, luego de lo cual la Fiscalía tuvo que responder “que las acordará en el momento que lo considere oportuno”. Como esto no ha ocurrido, han ampliado la demanda dentro del juicio de amparo interpuesto, solicitando el Juez Octavo de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México que ordene la realización de los actos de investigación solicitados.

Por todo lo anterior, periodistas y activistas exigen que se establezca un mecanismo extraordinario para asegurar garantías de independencia en la investigación, tales como la intervención de un panel de expertos y expertas independientes, que incluya la participación de mecanismos internacionales de derechos humanos.

Se investigue a fondo el uso brindado al sistema de espionaje Pegasus por parte de la Agencia de Investigación Criminal, entrevistando al personal encargado de su operación; realizando intervenciones forenses por parte de peritos independientes a los servidores y equipos desde los que se opera el sistema Pegasus; e indagando en torno a los procesos de decisión y las medidas de seguridad existentes para la operación de este sistema.

Ante la evidencia de la incapacidad de la PGR y la nula voluntad del gobierno federal de llevar a cabo una investigación seria, imparcial y exhaustiva, los denunciantes exigen a los candidatos presidenciales hacer un pronunciamiento público sobre la necesidad de crear un panel de expertas y expertos independientes que investigue a fondo el caso; así como reformar el Artículo 102 de la Constitución para construir una Fiscalía que pueda investigar a fondo casos como el arriba mencionado.