Pobladores de Yucatán defienden el territorio Maya

¡La tierra no se vende ni se renta es nuestra madre!

El pasado 16 de enero de 2018 nace la Asamblea de Defensores del Territorio Maya, en la cual pobladores denuncian a los megaproyectos que respeten los derechos de la tierra, aire, agua, vegetación, flora y fauna de los pueblos originarios. Debido a que, en menos de cuatro años el territorio maya se ha convertido en un gran punto de atracción de ganancias para los megaproyectos que generan energía eólica y solar, despojando a ejidatarios de sus territorios y con licitación por parte del gobierno mexicano.

Durante la asamblea asistieron más de 30 comunidades de diferentes partes de la Península de Yucatán, exigiendo que se les sean considerados, priorizados y que sus propuestas sean tomadas en cuenta. Ya que, los habitantes que no han sido desplazados son gente mayahablante y desconocen términos jurídicos de los documentos que les hacen firmar durante las “asambleas”, convocadas por los asesores de las mismas empresas, que representa una violación ante sus derechos constitucionales de la comunidad.

 “No buscamos negociar los precios de la tierra, sino el respeto irrestricto de nuestros derechos, ya que la tierra no se vende, ni se renta, porque es nuestra madre; es herencia de nuestros antepasados y el futuro de nuestros hijos”, expresaron líderes ejidatarios, campesinos e interesados en la defensa del territorio de sus pueblos, al conformar la Asamblea de Defensores del Territorio Maya, Múuch’ Xíimbal.

Los territorios donde se implementarán este tipo de proyectos quedan bajo amenaza los animales, las milpas, la floración, la apicultura, la filtración natural del agua y la recuperación permanente de los suelos agrícolas. Romper la cadena biológica devastará sus montes, suelos, su vivienda, su alimentación y la cultura de los pueblos mayas. Asimismo, constataron que existen más de 18 megaproyectos y siguen en marcha otros más.

Entre las comunidades que mencionaron como lugares donde se establecen los proyectos son Chocholá, Sinanché, Texán Palomeque y Homún. Mientras que las empresas como SunPower, Aldesa Energías Renovables de España, Jinko Solar de China, entre otras, fueron acusadas de hostigamiento para presionar a la población, generación de desinformación y negativa de reconocer a las autoridades electas, así como la manipulación de procedimientos con base en información incompleta.

Fuente: Asamblea de Defensores del Territorio Maya, Múuch’ Xíimbal.