Presentan Censo preliminar, inmuebles dañados #19S elaborado por damnificados

Alterno a la plataforma de la CDMX, es alimentado directamente por damnificados

Ciudad de México, 17 de diciembre.- El jueves pasado, damnificados de distintas demarcaciones, encabezados por vecinos de la delegación Benito Juárez, presentaron los resultados preliminares de un censo que están realizando por su cuenta. En el censo colaboran alumnos de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, coordinados por la Dra. Olivia Domínguez adscrita a la ENAH y también damnificada de Narvarte.

Durante la presentación se mencionó la necesidad de información veraz ya que la Plataforma CDMX ha mostrado inconsistencias, “se buscó que fuera una plataforma amable, está en Google, y cada vecino puede acceder para actualizar sus datos por lo que la base tiene cambios cada semana”.

La Dra. Domínguez señaló que el censo que están levantando y cuyos resultados finales se presentarán el 20 de diciembre, tiene un conjunto de variables que lo distinguen de la Plataforma CDMX, ya que ofrece una lectura más apegada a la realidad. “Las viviendas censadas son poco más de mil 100, pueden parecer pocas, pero muestran una problemática que no ha sido contemplada por las autoridades.

El 26% de las personas que han cargado sus datos corresponden a la delegación Iztapalapa; 75%  de las personas han sido desalojadas y aún continúan en albergues. Además, se registra que el 42% son inmuebles que han afectado a otros inmuebles, el 12% de los inmuebles en la base aún no tienen un dictamen, esto porque los Directores Responsables de Obra estuvieron cobrando por ellos.

El 57% de los inmuebles han sido apuntalados, y el 62% lo han hecho los vecinos como ‘Dios les da a entender’, por lo que esos inmuebles están en riesgo. El 22% de las personas censadas son adultos mayores, y el 25% madres solteras”.

Otro problema que se mencionó, es que “en los edificios afectados había locales comerciales, por lo que muchas personas también perdieron su fuente de empleo”. 

En un análisis de la Plataforma CDMX –apuntó Domínguez– se puede apreciar que todo está en verde y rosa, es decir, con daños menores y que ya ha sido intervenido por el gobierno, lo que es incorrecto ya que en su censo, hay inmuebles que incluso no aparecen en dicha plataforma. Como ejemplo, hizo referencia al inmueble en el que es damnificada, “en la plataforma hay un error con el nombre de la calle, y tiene el estatus de amarrillo, siendo que en realidad el edificio está muy afectado”.

Se hizo referencia a la situación de incertidumbre en la que aún están muchos damnificados, “muchas personas ya tienen el dictamen, pero no saben qué sigue en la reconstrucción, las autoridades ya decretaron que pasó la situación de emergencia, pero mucha gente sigue teniendo necesidades de emergencia”. Se mencionó que con el censo se buscará sacar demandas por inmueble a partir de identificar necesidades concretas.

En el caso de Héctor de la Cueva, (damnificado de un inmueble ubicado en la calle de Vertiz), mencionó que a tres meses de los sismos, su edificio aún no tiene dictamen, que éste cuesta 45 mil pesos, que el DRO les ha dicho que se necesita también un estudio estructural que tiene un costo de 250 mil pesos.

Mónica Ramón presentó una propuesta para transparentar, incrementar, registrar y ejercer los recursos para la reconstrucción de la ciudad de México. El documento establece que los montos que se plantean hoy no son identificables, ni son suficientes, ni tienen condiciones de certeza tanto en el origen como en la aplicación del gasto y existe el riesgo de su dispersión en acciones que no estén vinculadas a la reconstrucción. “El jefe de Gobierno ha planteado generalidades como ‘que todo el presupuesto 2018 será para reconstrucción’. Pero no hay datos concretos que identifiquen realmente cuántos recursos gastará cada dependencia y entidad en la ciudad para atender esas tareas”.