"Rezaremos por ustedes para que renuncien al ejército": Mujeres Abejas de Acteal

Día Internacional de la Mujer

Chenaló, Chiapas, 8 de marzo 2018.- En el marco del Día Internacional de la Mujer, un centenar de mujeres de la organización civil, Las Abejas de Acteal, comunidad del municipio de Chenalhó, Chiapas, se manifestaron frente al campamento militar instalado en la comunidad de Majomut, donde protestaron por la Ley de Seguridad Interior y por la guerra de baja intensidad instalada en los altos de Chiapas, que culminó con la masacre de 45 indígenas tzotziles en Acteal el 22 de diciembre de 1997.

Las mujeres Abejas cuestionaron a los militares por su presencia en la zona y recordaron que la Ley de Seguridad Interior, solo ha confirmado lo que han venido denunciando desde hace años, “el ejército sirve a lo ricos y poderosos, ahora con esta nueva ley anticonstitucional legaliza la represión y ataques del Ejército Mexicano contra el pueblo mexicano”.

“Nosotras las mujeres de la Organización Sociedad Civil Las Abejas y sobrevivientes de la Masacre de Acteal, les preguntamos a ustedes los soldados ¿Están conscientes que ustedes como Ejército mexicano no están sirviendo al pueblo mexicano? ¿Están conscientes que su presencia en las comunidades tanto en Chiapas como en todo México, es por cumplir deseos de las grandes empresas capitalistas que ambicionan nuestras tierras y territorios con sus proyectos extractivistas y saqueadores?”

Guadalupe Vázquez Luna, sobreviviente de la masacre y concejala del Congreso Indígena de Gobierno, comentó para Somoselmedio que en este Día Internacional de la Mujer, las mujeres Abejas exigen que el ejército se retire de sus comunidades, desmantelen sus campamentos que “para nada nos sirven, al contrario, son una amenaza y su presencia generan desconfianza total y una guerra psicológica hacia las mujeres y hombres que luchan contra el sistema de muerte”.

Las mujeres culminaron su protesta diciédoles a los militares que rezaran por ellos para ayudarlos a que entiendan y hagan conciencia y se vayan de sus comunidades y renuncien al Ejército Mexicano que tiene una historia manchada de sangre de inocentes.