Secuestran a equipo periodístico en Ecuador

Foto: AFP
Secuestradores exigen la anulación del convenio entre Ecuador y Colombia contra el terrorismo

Ciudad de México, 4 de abril 2018.- El pasado 26 de marzo fue secuestrados el equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio cuando realizaban un reportaje en el poblado de Mataje en la provincia de Esmeraldas en en la frontera de Ecuador y Colombia. Javier Ortega de 32 años, el fotógrafo Paul Rivas de 45 años y el conductor Efrain Sagarra de 60 años realizaban un reportaje sobre los ataques contra fuerzas ecuatorianas atribuidos a grupos armados.

Después de ocho días de que familiares no supieran nada sobre ellos, el canal de noticias colombiano RCN difundió un video donde se muestra al equipo de prensa encadenados mandando un mensaje donde solicitan al presidente de Ecuador Lenín Moreno que negocie con sus captores.

“Señor presidente Lenín Moreno, en sus manos están nuestras vidas, ellos lo único que quieren es el intercambio de sus tres detenidos en Ecuador por nuestras tres vidas para ir sanos y salvos a Ecuador y también la anulación de ese convenio que tienen Ecuador y Colombia para acabar con el terrorismo.”

“A quienes tienen retenidos a Paul, Javier y Efraín queremos pedirles que nos devuelvan a nuestros hijos, a nuestros padres, a nuestros hermanos, a nuestros nietos a quienes amamos profundamente”. Dijeron familiares de los tres desaparecidos el pasado lunes en una conferencia de prensa en Quito.

Por su parte el Ministro del Interior de Ecuador, César Navas, declaró que es positivo ver a los secuestrados con vida e informó que “desde casi el inicio de las negociaciones” estaban enterados de los peticiones de los secuestradores.

En una entrevista por una estación de radio, el comandante general de las Fuerzas Militares de Colombia, el general Alberto José Mejía, declaró que según información de inteligencia el grupo ‘Óliver Sinisterra’, conformado por disidentes de las FARC al mando de alias ‘Guacho’ es el responsable del secuestro de los ecuatorianos.