Seis muertos y 36 heridos en ataque a Masaya, Nicaragua

Seis muertos y 36 heridos en brutal ataque a Masaya, para sacar al comisionado Avellán. Foto/ElNuevoDiario

Por Abixael Mogollón/Artículo66

@abixael33 

Esta mañana la Policía Nacional realizó un brutal operativo para reprimir al pueblo de Masaya. Un centenar de hombres encapuchados y portando armamento de guerra se transportaban en camionetas, en ambulancias del Ministerio de Salud y maquinaria pesada para lograr derribar las las barricadas que protegían la entrada de Masaya. Según Yubrank Suazo, habitante de esta ciudad y líder del Movimiento 19 de Abril, las fuerzas de la Policía Nacional y las turbas orteguistas atacaron a los pobladores, disparando indiscriminadamente a quienes se encontraban cerca de las primeras barricadas, incluyendo a civiles que se dirigían a su centro de trabajo.

«Dispararon a muchas personas que iban a su trabajo. Esta incursión de la Policía desgraciadamente cobro la vida de varios hermanos de Masaya».

Según Suazo al parecer el objetivo era llegar hasta la estación de policía de Masaya para llevar alimentos, municiones y sobre todo, sacar al subdirector de la institución policial, comisionado Ramón Avellán, quien estaba sitiado por los ciudadanos en rebelión cívica, desde hace unos 20 días. La salida del comisionado Avellán  fue confirmada a través de una foto en la que el jefe policial se ve sonriente, pero notablemente demacrado.

Los fotografía fue publicada por los medios oficialistas bajo el titular de “Masaya libre de tranques” y a Avellán lo presentaron como “un héroe”.

Según los pobladores en días anteriores, los policías de Avellán habían intentado salir del cuartel con el fin de abastecerse de alimentos y de municiones, igualmente habían intentado entrar a la ciudad las fuerzas de choque orteguistas que estaban en Nindirí, pero no habían podido ni siquiera pasar por las primeras barricadas. El ataque de hoy es una prueba de que para entrar a Masaya el régimen de Daniel Ortega tuvo que reagrupar sus fuerzas y  utilizar todo el arsenal del que disponen, así lo expresó Yubrank Suazo quien sigue comprometido con la lucha en contra de la dictadura Ortega-Murillo.

«Condenamos estos actos de represión de la cual hemos sido víctima la población de Masaya y esto nos compromete a seguir firmes en la lucha, a no claudicar y hoy más que nunca comprometernos con la sangre de todos estos hermanos».

Según el defensor de Derechos Humanos Álvaro Leiva, hoy el pueblo de Nicaragua fue testigo de imágenes dantescas que representan la brutalidad y las violaciones a los Derechos Humanos, de las que son capaces las tropas leales a Daniel Ortega y Rosario Murillo.

«La situación en la ciudad es de una profunda crisis de violación a los Derechos Humanos y sobre todo existe preocupación de nosotros como organismo defensor de  Derechos Humanos, en el hecho de que hay algunas denuncias vinculadas a que ha habido algunos secuestros de partes de estas fuerzas combinadas en algunos barrios, como el barrio Divino Niño o Benjamín Zeledón de Masaya, donde han ingresado a sacar a los jóvenes de sus casas, llevándolos a destino desconocido».

En el informe preliminar de la Asociación Nicaragüense Pro-Derechos Humanos (ANPDH) se contabilizan más de 36 heridos por arma de fuego de alto calibre y al menos 6 muertos confirmados, de los cuales han logrado ser identificados por sus familiares: Dainer Useda, Marvin López López, Marcelo Mayorga y Moisés Campos Guevara. La ANPDH está trabajando para poder identificar a los otros dos ciudadanos.

Según Álvaro Leiva los asesinatos se produjeron en los barrios San Carlos, San Ramón, barrio El Fox, barrio El Repliegue, La esquina oeste del Colegio Santa Teresita y en el Residencial Nimboja.

Según Leiva han recibido denuncias por parte de los pobladores de Masaya de que hay francotiradores en puntos específico de la ciudad y quienes están disparando a matar a cualquier persona que esté al alcance de su mira; dichos francotiradores según los pobladores se encuentran en el sector del colegio de monjas españolas, en el sector del mercado de artesanías, en el sector de la calle del Calvario y en el sector de la farmacia Kielsa.

La Asociación Nicaragüense Pro-Derechos Humanos, en su último informe ha contabilizado 215 asesinatos desde que iniciaron las protestas el 18 de abril, que ayer cumplieron dos meses.