A unos meses de las Elecciones 2018, el 80% de los mexicanos reprueban a EPN

Es bien sabido que al día de hoy, la aprobación de Enrique Peña Nieto es de menos del 20%, es decir, más del 80% de los mexicanos no estamos contentos con su gobierno. Y es que, muchas han sido los escándalos de corrupción que el PRI nos ha regalado en este sexenio a los mexicanos.

A la Casa Blanca se sumó : la casa de Malinalco de Videgaray, la desaparición de los 43 de Ayotzinapa, así como la matanza de Tanhuato y la de Tlatlaya. En todos los casos, Enrique Peña Nieto optó por construir respuestas que no dejaron contentos a nadie. Para el caso de Casa Blanca y Malinalco puso a un subordinado a lavarle la cara. Virgilio Andrade exoneró a su jefe a través de una investigación en donde se concluyó que ni el Presidente ni el entonces Secretario Videgaray habían cometido ninguna falta administrativa en estos icónicos casos de corrupción.

Para el caso Ayotzinapa se construyó e hizo pública la verdad… misma que fue contradicha por el grupo de expertos internacionales que trabajaron de manera paralela en el caso. En Ayotzinapa, uno de los cuates del presidente Tomás Zerón, fue supuestamente descubierto sembrando evidencia, situación que, como es costumbre en este gobierno, nunca fue investigada y continua impune.

La cancelación del tren México-Querétaro es otro de los escándalos de corrupción de este gobierno. El día de hoy sabemos que, desde un principio, la realización de esta obra estuvo destinada para el gobierno chino. Esto salió a la luz porque el entonces Secretario Videgaray sostuvo reuniones 11 meses antes de la licitación en donde le encargaba al gobierno de China un proyecto de tren. Una vez lanzada la convocatoria de licitación del tren México-Querétaro, los competidores, provenientes de países como Alemania, Francia, España, entre otros, señalaron a la Secretaria de Comunicaciones y Transportes la imposibilidad de realizar un proyecto de tal magnitud en tan poco tiempo.

Es por esto que muchas de estas naciones declinaron su participación ante la negativa de la SCT de ampliar el plazo para la elaboración del proyecto. Esto dejaría el paso libre para la única empresa que logró tener el proyecto listo y la cual, sospechosamente, conformaría un consorcio con otras empresas mexicanas en las que figuraban los cuates de Peña y Videgaray, si, los mismos que les vendieron sus casas millonarias. Peña, ante la tormenta que estaba por venir, gracias a la investigación periodística de la Casa Blanca, decidió cancelar la licitación.

El día de hoy, el gobierno Chino demanda a México por 11 mil millones de dólares, por gastos no recuperables, cantidad que todos los mexicanos pagaremos con nuestros impuestos. Como siempre, nadie responde por este gran error que mezcla la corrupción con la ineficiencia gubernamental. Casos como la estafa maestra, los desfalcos monumentales y la triangulación de recursos para las campañas del PRI están hasta abajo de los pendientes del encargado de despacho de la PGR. Claramente enterrados debajo de casos de menor importancia para el país.

Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad dieron a conocer un esquema de defraudación a través del cual, gracias a un vacío legal, el gobierno federal evitó hacer licitaciones e hizo adjudicaciones directas de contratos millonarios primero a universidades y otro tipo de organismos de gobiernos locales para luego transferir el dinero a empresas fantasmas.

El desfalco fue de casi tres mil quinientos millones de pesos. Aunque la Auditoria Superior de la Federación presentó denuncias en la PGR, esta no ha movido un dedo en el tema. Es importante recalcar que, a pesar de haber ocupado la silla de Rosario Robles inmediatamente después de que esta se fuera, José Antonio Meade Kuribeña no se dio cuenta de ninguno de estos desvíos… La pregunta es : ¿no se dio cuenta por incompetente o por corrupto ? ¿Ustedes que opinan ?

La continuación de este escándalo surgió en la Secretaria de Desarrollo Territorial y Urbano, el cual está bajo la batuta de Rosario Robles. Bajo el mismo esquema de triangulación de recursos y empresas fantasma, supuestamente echó mano a más de mil setecientos millones de pesos. Y si la Auditoria Superior de la Federación presente denuncias ante la PGR pero estas denuncias también deben estar perdidas en el escritorio del encargado de despacho de dicha institución.

Muchos de los escándalos de corrupción de Enrique Peña Nieto y por lo tanto del PRI, se deben a la nueva generación de priistas que llegaron a gobernar los estados, como lo son Granier y la dupla de Duarte, uno de los cuales está en la cárcel y el otro anunció hace unos días la PGR, no seria perseguido por haber constituido un banco con dinero supuestamente desviado del erario de Chihuahua.

El ex Gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, poseedor de un guardarropa digno de la realeza, desapareció 2 mil 604 millones en efectivo de las arcas de la Secretaria de Finanzas estatal a finales de su último año de sexenio. Cínicamente pavoneándose con algunas de sus compras como : 400 pares de zapatos, 1000 camisas, 400 pantalones y 300 trajes de lujo. En 2016 un juez lo acusó de defraudación fiscal por más de 200 mil millones de pesos.

Otro caso más es el del ex Gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, a quien le encontraron una casa de 340 millones de pesos de 8 mil 357 metros cuadrados en Nuevo León. También está Beso Borge, el Gobernador de Quintana Roo, quien vendió cientos de hectáreas en las paradisiacas playas de este estado, por una mínima parte de su valor real a sus amigos y familiares.

Qué me dicen de Rodrigo Medina, quien también es investigado por la desviación de millones de pesos durante su gobierno en Monterrey. Aunque aun no pisa la cárcel, es muy probable que pronto lo haga. El periódico digital, Sin Embargo, reportó que : « sólo entre los 22 (gobernadores) que son priistas han desviado alrededor de 258 mil 829 millones 185 mil pesos de los recursos públicos, de acuerdo con denuncias penales y resultados de la Auditoria Superior de la Federación (ASF).

Pero el PRI de Enrique Peña Nieto, ese que hoy representa el honesto y experto servidor público, José Antonio Meade Kuribreña, no sólo se ha encargado de hacer explotar la ira de los ciudadanos por los escándalos de corrupción, también está decidido a destruir las instituciones del Estado y la democracia misma. El gobierno fue acusado por un importante grupo de ciudadanos, líderes de opinión y miembros de la sociedad civil de espionaje a través del programa Pegasus, mismo que adquirió el gobierno de México a través de la PGR.

Las debidas denuncias fueron presentadas pero nada ha pasado. Así el, la PGR tampoco tiene este caso como prioritario. Recordemos la aprobación, a toda costa, de la Ley de Seguridad Interior en contra de opiniones de la ONU, CIDH, CNDH, expertos y académicos de todo el país. La renuncia del Procurador General de la República, Raúl Cervantes, generó un vacío que ha sido aprovechado por el Presidente para usar a la PGR como instrumento en contra de otros candidatos.

No se nos olvide tampoco que despidieron al fiscal especializado en delitos electorales por la investigación que realizó en el caso ODEBRECHT. Gracias a este caso, han caído presidentes y ex presidentes de otros países latinoamericanos, pero en México… así es, adivinaron, sigue en el escritorio del encargado de despacho de la PGR. En días pasados, el IMCO dio a conocer un estudio en el que hizo público que el 70% de las licitaciones se hacen por adjudicación directa. Es decir, no se siguen los procedimientos para entregar el proyecto a la empresa que más nos convenga a los mexicanos, sino a los cuates del Presidente.

En el caso del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, el hermetismo ha sido perturbador. El PRI, ante la cancelación del tren México-Querétaro, optó por cerrar ese proyecto al escrutinio público… no vaya a ser que también se caiga por escándalos de corrupción. La cereza del pastel : hace unos días se dio a conocer un escándalo de corrupción que vincula a la empresa ICA con PENSIONISSSTE. Gustavo De Hoyos Walther, presidente de la COPARMEX, sostuvo que es doblemente preocupante la inyección de 400 millones de pesos en la constructora ICA porque están involucrados los recursos de los trabajadores.

Así es, el gobierno, usando el fondo de pensiones del ISSSTE inyectó dinero a la empresa que casi estaba en quiebra y ahora es accionario mayoritario. Las razones de este movimiento aún las desconocemos, pero, como todo lo que hace Peña, el PRI y su gabinete esto no pinta nada bien.

¿ No será que hay cosas que creemos que están de cabeza… y verdaderamente lo están?