“A 33 días ya estamos muy desesperados, ya es mucho sufrimiento”

Fotografías Gabriela de la Rosa

29 octubre 2014. Familiares de los 43 estudiantes desparecidos de Ayotzinapa, señalaron que tras la reunión efectuada con el presidente Enrique Peña Nieto los acuerdos son insuficientes, debido a que su demanda principal que es la presentación con vida de sus hijos no ha sido resuelta. Denunciaron la lenta y tardía intervención del gobierno federal en el caso. Entre los 10 puntos que firmaron en los Pinos destaca el castigo a los culpables de las ejecuciones extrajudiciales del 26 y 27 de septiembre, atención médica a los normalistas que permanecen heridos de gravedad y reabrir la investigación de los asesinatos de dos normalistas en el 2011.

En conferencia de prensa en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, los familiares exigieron redireccionar la búsqueda de sus hijos, “queremos que los busquen vivos no en fosas y basureros”. Felipe de la Cruz Sandoval, integrante del comité de familiares de los 43 desaparecidos, llamó a que el gobierno investigue la identidad de los cuerpos encontrados en la fosas, “si no son nuestros hijos que digan quienes son esas personas”.

Emiliano Navarrete Victoriano, padre de familia señaló con voz entrecortada, “Cada vez que regreso a mi casa, me da tristeza ver a mis hijos y volverles a decir, su hermano no viene conmigo”. Epifanio Álvarez Carbajal, otro padre se familia mencionó, “a 33 días ya estamos muy desesperados, ya es mucho sufrimiento para nosotros, yo he salido a búsquedas para hallar a nuestros hijos, pero parece que se burlan de nosotros y no nos dan respuesta. Estamos desesperados mas no cansados, el cansancio llegara cuando encontremos a nuestros hijos”.

Vidulfo Rosales, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, hizo hincapié en que las agresiones perpetradas a los normalistas, son producto de una serie de omisiones de todos los niveles de gobierno. El abogado destacó que en la reunión con el presidente se solicitó que se conforme una comisión especializada en la búsqueda en casos de desaparición forzada, con apoyo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Otra de las exigencias de los familiares de los 43 desaparecidos, es que no se le criminalice a los jóvenes normalistas, ni se les vincule con el crimen organizado y por el contrario una de las líneas de investigación en el caso sea, la delincuencia organizada y sus vínculos con los servidores públicos.

Edgar Andrés Vargas, padre de Nicolas Andrés Juan, normalista con impacto de bala en la quijada señaló a los militares de la 27 zona militar como responsables de la postergación de atención medica hacia su hijo, “por culpa de los militares mi hijo por poco muere asfixiado con su propia sangre”.

Martha Isela Echeverría, hermana de Gabriel Echeverría , normalista de Ayotzinapa asesinado en la autopista del sol en el 2011, denunció que el Gobierno de Guerrero ya se acostumbró a que cada año mata a estudiantes y los crímenes quedan impunes, cabe señalar que a la fecha no hay autoridades castigadas por este hecho.

David Flores Maldonado, integrante del comité estudiantil de Ayotzinapa, anunció que los normalistas realizaran una caravana de información para acercarse a los estudiantes de todo el país, a su vez sentenció, “Nuestros compañeros desaparecidos y caídos son parte de nuestra familia y el apoyo de los estudiantes estará hasta el último momento porque ellos son nuestros hermanos.”

Los padres y su equipo jurídico señalaron que la siguiente reunión con el gobierno federal debe tener una resolución a los 10 puntos de acuerdo así como, resolver la principal demanda, la presentación con vida de los 43 desaparecidos.