“La Justicia en México llega tarde y Mutilada” Caso el Aguaje, Chiapas

15 años de impunidad en la violación a los Derechos Humanos contra 3 menores tsotsiles de la comunidad indigena el Aguaje, Chiapas.
 
San Cristóbal de las Casas, Chiapas – El Jueves 28 de enero en el auditorio de la  Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), el gobierno federal y del estado de chiapas llevo a cabo un acto simbólico de “perdón público” en el reconocimiento de la responsabilidad en la violación a los derechos humanos cometidas contra los niños Ángel Díaz Cruz, Ricardo López Hernández y José Leonardo López Hernandéz por los hechos cometidos el 17 de septiembre del año 2000 en la comunidad El Aguaje, municipio de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, en donde a causa de la explosión de una granada propiedad del Ejército mexicano murió el niño Angél Diáz y causó graves lesiones a Ricardo y José Leonardo, sin embargo el Ejercito Mexicano no se ha pronunciado ni compadecido al acto. Los responsables siguen impunes.
 
Al acto acudió el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (CDH Frayba) quienes han acompañado el caso y han apoyado a los familiares de los afectados, especialmente, a Cristina Reyna Cruz López, madre del niño fallecido, quien ha sostenido por 15 años y 5 meses la lucha por la verdad y justicia en el esclarecimiento del caso.
 
Ante la reiterada impunidad en el caso por parte del Estado y el ejército mexicano. En el año 2006 las víctimas y familiares interpusieron una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en contra del Estado Mexicano que fue admitida por lo cual, este evento no es más que un “acto simbólico” como parte del mecanismo de solución amistosa acordado por la mediación de la CIDH donde el Estado Mexicano ha de realizar un reconocimiento público y una propuesta de resarcimiento a través de medidas de reparación para las víctimas.
 
Este caso no es más que uno de tantos de las violaciones cometidas por las Fuerzas Armadas de México contra los derechos humanos de la población civil en los Altos de Chiapas en la lucha contrainsurgente contra los pueblos y comunidades del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) a causa de la militarización del territorio.
 
Ante la ausencia del ejército en el acto, Pedro Faro, director del CDH Frayba añadió: “El Ejército mexicano ha defendido con toda su fuerza el fuero militar, lo que le permite mantener en impunidad las mayores atrocidades en el país, los crimines de lesa humanidad que aún no reconoce”.