Artistas de Ecatepec desbordan las calles contra las violencias

"Esta es también una batalla para humanizar lo deshumanizado" - Movimiento Desborde

Fotografía Manuel Amador

 

Ecatepec, Estado de México. 24 de julio de 2016

Las calles de la colonia Buenavista en Ecatepec son solitarias; parece derretirse la piel cuando quema el sol y el polvo vuela por todos lados llenando los pulmones de desolación e inseguridad. Esas hambrientas calles se desbordaron en un acto que rompió su cotidianidad, sus jóvenes artistas se apoderaron de ellas para con sus notas de rock urbano, de hip hop y reggae; con poesía, grabados y dibujos; protestar por las violencias que se viven en el bordo desde la periferia de la urbe metropolitana. Así, en un acto de reapropiación del espacio se llenaron de colores las rejas de las canchas de la colonia con una instalación de mariposas en acrílico. La música y el arte inundaron las calles de ese lado del camino.

La colonia Buenavista está cerca del puente conocido como El Gallito llegando por la pista que se dirige de la Ciudad de México hacia Pachuca. Es un terreno árido y abrumador y de abundante silencio; entre las colonias aledañas se encuentran Santa Clara, Hank González y San Andrés Coanalco.

Precisamente en "El Gallito" fue donde el pasado mes de mayo un par de policías municipales abusaron sexualmente de una joven de 17 años después de haberla detenido por encontrarse bajo los efectos alguna droga; la llevaron al centro comunitario y la amedrentaron para abusarla sexualmente, mientras un tercer policía grababa el acto.

Ecatepec es el municipio más habitado en el Estado de México, de acuerdo al INEGI en su reporte intercensal de 2015 la población asciende a 1.67 millones de habitantes, más del 44 por ciento son menores de 24 años. Además que tres cuartas partes de la población total del municipio vive en situación de pobreza.

La oferta cultural en la zona es poca, por no decir nula. El cine comercial más cercano se encuentra a unos ocho kilómetros, de las propuestas de cine independiente, mejor no hablamos. Para salas o lugares de conciertos se han utilizado los parques o terrenos baldíos, aunque también se encuentran fuera de ahí y principalmente se realizan bailes de música grupera. Para llegar al museo más cercano hay que recorrer alrededor de 40 minutos en transporte colectivo, los teatros simplemente no figuran. Apenas existen un par de casas de cultura, una de ellas la Cuauhcoatl Calli que se encuentra en la colonia Hank González, y que en realidad se debe a la organización de los vecinos y artistas del lugar.

"En Ecatepec la verdad es que hay muy pocos lugares para divertirse, solo para los que nos gusta el fútbol es ir a jugar a las canchas o a algún deportivo que nos quede cerca, algo diferente es ir al cine. Como somos del área metropolitana la verdad es que es preferible ir al centro de la Ciudad de México a pasear a encontrar cosas diferentes ya que aquí en nuestro municipio casi no tenemos espacios recreativos.", comenta Miguel Zavala de 23 años, integrante del Movimiento Desborde, música y arte en contra de las violencias.

Debido a que "en la periferia los asesinatos, los robos, los suicidios, las violaciones sexuales, la violencia familiar, los feminicidios, el abuso de autoridad, la corrupción y el acoso de la misma policía; la discriminación, la intolerancia y el desprecio de lo pobre también se han naturalizado; acá las personas se sienten incompletas, frustradas, deprimidas, enojadas, vacías, desoladas y tristes.", aseguran desde su pronunciamiento político el Movimiento Desborde.

Lo forman un grupo de jóvenes artistas de Ecatepec, en su mayoría adolescentes; el Movimiento Desborde surge en la Preparatoria 128 "Francisco Villa" y la Red Denuncia Feminicidios Estado de México, intentando vincular artistas de la zona para unir voces contra las violencias que los aquejan. "Es un proyecto que nos da la oportunidad de decirle a la sociedad quienes somos, de dónde venimos, cuáles son nuestras carencias y problemáticas; que no son solo de aquí, sino de todo el país. Lo hacemos a través de la música que se escucha en los barrios de la periferia y con la que la mayoría de nosotros crecemos", asegura Sergio Montiel de 17 años e integrante del grupo Mali; y prosigue Miguel, también nos ayuda a "crear una alternativa para distraernos, divertirnos e influenciarnos de otras cosas, tanto cultural, como socialmente".

El municipio ha sido gobernado en dos ocasiones por el actual dirigente del estado, Eruviel Ávila Villegas, en los periodos del 2003 al 2006 y del 2009 al 2011; se distingue por ser de los primeros lugares nacionales referentes a la criminalidad. De acuerdo al Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes casi triplica la media nacional, durante el 2014 fue de 13,07 y Ecatepec registró 35,90. Lo mismo pasa con los feminicidios, ONU Mujeres en su informe "La violencia feminicida en México, aproximaciones y tendencias 1985-2014" muestra que en la actualidad, esta entidad es la más peligrosa para las mujeres. Ecatepec ostenta los índices más altos en robos de vehículos, de transporte público y a transeúntes, secuestros y extorciones.

"Desde el arte y la música iniciamos una batalla para llenar los vacíos  y los silencios de estos lugares; esos silencios que han ocasionado la impunidad y el olvido de un sistema que crea, usa, margina y desecha personas pobres a las que también se les ha cancelado el acceso a la justicia. Por eso es importante mover, para transformar. Esta es también una batalla para humanizar lo deshumanizado.", puntualiza el pronunciamiento político del movimiento.

"Creo firmemente que el arte sirve bastante porque a mucha gente le llama la atención y podemos darles a entender todo lo que pasa, cambiarles su forma de ver las cosas y de pensar, informarlos, con cosas más llamativas, más padres e interesantes, con todas las disciplinas que tienen las artes", comenta Carlos González de 18 años, mientras que su hermano Isaí, ambos integrantes del grupo Mali y pertenecientes a la Preparatoria 128 "Francisco Villa", remata "Sí, el arte transmite emociones y eso hace que reflexiónes un poco".

"El arte y la cultura son unas de las soluciones para combatir las violencias, actualmente escuchamos más noticias sobre asesinatos, secuestros o robos que sobre eventos recreativos para jóvenes o niños. Aquí en donde vivimos hay muchos artistas “de la calle” que muestran la triste realidad por la que estamos pasando, lo expresan a través del graffiti, de la música, o de la fotografía, por ejemplo. Traer música y arte a mi entorno sirve de mucho por que llevas el mensaje a las personas que lo viven, es difícil pensar que un evento así tendrá el mismo impacto en la gente que no está en una zona con alto nivel de inseguridad o violencia, que hacerlo en una colonia de Ecatepec", asegura Sergio Montiel, integrante de Mali.

"Para hacer un cambio -continúa- se tiene que empezar desde abajo, desde la raíz del problema, si se educa y se concientiza a la población más vulnerable, a los niños y a los jóvenes sobre las problemáticas que se viven acá, como lo son la drogadicción, el machismo o la misoginia; en unos años se verá el cambio. Definitivamente la manera más fácil en que se llega a los jóvenes es con la música, con géneros como el rock, el ska o el rap, con lo que se escucha aquí, lo que trasmite lo que pensamos y que queremos cambiar."

"Debemos dejar de encerrarnos en el "no se puede" y hacerlo nosotros mismos, si las autoridades no lo hacen. Es nuestro deber como ciudadanos el construir alternativas y generar opciónes para mejorarnos.", agrega Miguel. "Debemos incidir a la sociedad con nuestra arma que es el arte para que a través de este medio vean la realidad de lo que está pasando aquí, y que tengan otra idea, que sean más pensantes y diferentes, y que seamos cada vez más los desbordados", termina Carlos.

Montaron un templete, sonido y una lona; invitaron a los vecinos a salir de sus casas, a formar parte de la fuerza en las calles, a escuchar y nutrirse de las voces del barrio, a hacerse del Desborde, junto con la Editorial Viento Cartonero, el estudio de grabación independiente Insania Records, el colectivo de poetas La Deslealtad, los grupos The Same Dream, Mantik, Por qué no?, Mali y Extravia2 Rock, el taller de grabado de la casa de cultura Cuauhcoatl Calli, un taller de mariposas y la exposición de los dibujos de Heriberto Fuentes, estudiante de la preparatoria "Francisco Villa", quien abordó el tema "las formas de violencia, opresión y sumisión hacia la mujer".

Le están  apostando al arte que sensibiliza, que concientiza y humaniza. Ante la falta de oportunidades y la inacción de las autoridades, la misma comunidad habrá de apropiarse de los espacios que le pertenecen a través de los mismos artistas con sus tonadas de contenido social, con sus obras de denuncia, con la esperanza plasmada en sus mariposas al vuelo. Cada uno aporta su arte, cada uno pone una mano al ofrecer alternativas para el desarrollo de las habilidades de las juventudes y disentir de todas las violencias que aquejan a su comunidad, a su familia, a su vida. 

 

Fotografía Paco Dorado

Fotografía Manuel Amador

Fotografía Manuel Amador

Fotografía Manuel Amador

Fotografía Paco Dorado

Fotografía Manuel Amador