Carnavales en Iztacalco: riqueza cultural y simbolismo

Para los habitantes de esta delegación, la celebración de sus carnavales es una de las más esperadas en todo el año.

Cada año los carnavales de Iztacalco visten de colores sus calles durante los meses de febrero, marzo y abril.  Estos son realizados por los habitantes de los barrios de San Pedro, Santa cruz, La asunción, San Miguel, Los reyes, San Francisco Xicaltongo, Santiago,  Zapotla y el Pueblo de Santa Anita. 

Para los habitantes de esta delegación, la celebración de sus carnavales es una de las más esperadas en todo el año; miles de familias se reúnen a disfrutar de esta fiesta, en donde el principal requisito es divertirse.

Estos carnavales son una de las tradiciones más antiguas de dicha delegación, apenas en el 2014 cumplieron 100 años de llevarse a cabo ininterrumpidamente. Sus orígenes se remontan al siglo XIX, puesto que representan la victoria de los liberales, encabezada por Benito Juárez, sobre los conservadores. Así mismo, el baile de los tan famosos “licenciados”, hombres disfrazados con mascaras que asemejan el rostro de Maximiliano de Habsburgo, representan no sólo el triunfo de los liberales, también es una burla de la clase popular hacia la burguesía de esta época. De ahí  que estos bailes son una burla y una ridiculización hacia la clase alta y sus costumbres.

Es así que los carnavales de Iztacalco traen consigo una gran riqueza cultural y simbolismos, en donde a través de mascaras, disfraces, baile y música de banda, sus habitantes conservan una de sus herencias culturales más significativas.