Concluye el retorno provisional de los desplazados de Banavil, Chiapas

El desplazamiento forzado afecta la vida de más de 30 mil personas en Chiapas

Ejido Banavil, municipio de Tenejapa (Chiapas),  21 de febrero de 2016. - Una caravana solidaria con las familias afectadas por el desplazamiento forzado de Banavil acompañó el pasado 21 de febrero el retorno temporal de los desplazados a su comunidad para celebrar el aniversario de la muerte de la niña Antonia López Méndez quién murió en desplazamiento forzado.

Según los comunicados emitidos por el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (CDH Fryaba), hace 4 años integrantes del Partido Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Banavil, entre los que se encontraban autoridades comunitarias, secuestraron y desaparecieron forzadamente a Alonso López Luna, abuelo de la niña Antonia, y agredieron a su familia lo que ocasionó el desplazamiento forzado de 13 miembros de la familia, en su mayoría mujeres y niñas, por el hecho de ser simpatizantes zapatistas acusados de dirigir una provocación en la que murió Pedro Méndez López, integrante del PRI del Ejido de Banavil, En esta fecha se cometió el encarcelamiento arbitrario de Francisco Sántiz López (base de apoyo zapatista) y de Lorenzo López Girón, hijo del propio desaparecido Alonso López Luna.

Este grave hecho se considera impune y violatorio de los derechos humanos por parte del Gobierno del Estado de Chiapas en tanto que los funcionarios municipales protegieron a los perpetradores; durante este tiempo no se han realizado las investigaciones judiciales pertinentes, cometiéndose obstrucciones a la investigación por parte de la Fiscalía Indígena de la Zona Altos, sin ejecutar las 11 órdenes de aprehensión giradas en contra de los agresores y liberando al único responsable detenido, Alonso Guzmán López en 2013.

El Centro de Documentación sobre Desplazamiento Interno Forzado en México estima por un estudio realizado por la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Delito y el Instituto Mora realizado en el año 2011 que en el Estado de Chiapas la cifra de personas desplazadas supera actualmente las 30mil personas, lo que equivale a unas 5, 320 familias apartadas de sus lugares de origen o residencia por motivos de violencia, en su mayor parte vinculados por el conflicto armado a raíz del levantamiento zapatista. Según el estudio, en el caso de Chiapas, no existe una autoridad en el estado que pueda llevar un patrón confiable de los datos y por tanto una caracterización de las y los desplazados que permita una gestión efectiva del problema.

A día de hoy, no hay garantías de seguridad del retorno definitivo de las familias desplazadas forzosamente de Banavil por parte del Gobierno, los agresores siguen impunes en la comunidad y a las y los desplazados le son negados sus derechos de vida digna, acceso a la justicia y derechos colectivos de la tierra. Aun así continúan con sus demandas de justicia y exigen el retorno inmediato y definitivo en condiciones de seguridad.