El pueblo purépecha que corrió a los partidos políticos y el crimen organizado

Cherán K´eri cumple seis años de autonomía política

El 15 de abril de 2011, decenas de mujeres cansadas de ver como los talamontes, protegidos por La Familia Michoacana,  destruían sus bosques, iniciaron la lucha por defender su territorio.

Todo inicio cuando las mujeres hicieron repicar las campanadas de la iglesia del Calvario, en el barrio tercero de Cherán. Cansados de que ninguno de los tres niveles de gobierno acudiera para solucionar la inseguridad en el lugar, mujeres, hombres y jóvenes  impidieron el paso a los camiones cargados con madera talada ilegalmente incendiándolos y deteniendo a cinco de los taladores ilegales.

Desde esa noche el pueblo instaló más de 190 fogatas y  cuatro barricadas colocadas  en cada una de las entradas al pueblo, iniciando lo que hasta hoy es uno de los más grandes ejemplos de organización y dignidad.

Foto: Mario Marlo/Somoselmedio.org

“En cuanto tocaban las campanadas la gente tomaba sus machetes o palos, lo que pudieran y salían corriendo a apoyar a las fogatas”, recuerda una de las mujeres que participó en el movimiento.

“Una de mis nueras un día me dice, mira quédate tú, quédate con mis niños, porque si nos toca a nosotros tú las cuidas, nosotros no podemos echar un paso atrás, y si nos toca morir siquiera tú te vas a quedar con los niños, y así ellos se salían a las fogatas y yo cuidaba a los niños”, cuenta una de las mujeres.

Foto: Mario Marlo/Somoselmedio.org

Tras casi un año de lucha social y política, Cherán logró que el 5 de febrero de 2012 el Congreso Michoacano reconociera que la comunidad podía elegir a sus autoridades por usos y costumbres logrando instalar su primer Concejo Mayor de Gobierno.

Cherán K´eri, municipio con más de 18 mil habitantes, una de las más grandes de las comunidades purépechas, cumple este 15 de abril de 2017, seis años  de autogobierno  con el orgullo de haber corrido de su territorio al crimen organizado, a la policía estatal y a los partidos políticos.