Flores, rostro y esperanza a las victimas de feminicidios en el Río de los Remedios

“Este Río de los Remedios que ha servido de fosa líquida… donde a las mujeres se les puede asesinar y desaparecer, porque hay impunidad y corrupción.”

Por Paco Dorado

Ecatepec, Estado de México, 13 de octubre 2015.- Monse canta “antes de que nos olviden…”, “haremos historia…”, se escucha a la voz de Bety. Oímos“el canto de las sirenas” todas a un mismo tiempo, son 16 voces de jóvenes del Estado de México cantando mensajes en canción, protestando con mensajes de esperanza, de lucha, de vida y amor;cantan por las mujeres que ya no están físicamente, por las mujeres que su voz no será escuchada jamás, intentan dar rostro, visibilidad y esperanza a las victimas de feminicidio relacionados con el Río de los Remedios, en Estado de México mientras se desprenden de bolsas negras simulando la forma en que son arrojadas a las profundidades de este río, traen en las manos flores amarillas y moradas; y en el cuello y las muñecas mecates entre sueltos en señal de haberse soltado, escapado del verdugo.

Nos encontramos en el Río de los Remedios, en la frontera de Ecatepec y Ciudad Nezahualcoyotl, ellas   han   terminado   de   emerger   de   entre   bolsas   negras   cual   mariposas   saliendo   del   capullo dispuestas a comenzar el vuelo, comienzan a recitar poemas, “No recuerdo mucho, solo un disparo y un hombre cruel…” recita Karla, después se escucha la voz de Paola increpando “caminamos estas calles porque no queremos una menos”, se han postrado en la orilla mirando hacia el canal en hilera y con un megáfono hacen escuchar el pronunciamiento: “Estamos aquí para dar rostro a las mujeres asesinadas y arrojadas a este  lugar” dice enfática Alejandra, “este Río de los Remedios que ha servido de fosa líquida… donde a las mujeres se les puede asesinar y desaparecer, porque hay impunidad y corrupción.”

Se trata de mujeres jóvenes del Estado de México exigiendo la investigación y el esclarecimiento decada uno de los casos en que han sido arrojados los cuerpos de mujeres a este canal y que fueron descubiertos durante el dragado del río en octubre del año pasado debido a la orden de un juez de Zinacantepec  después  de   las  confesiones  de algunos  de  los   integrantes  de  un    grupo  criminal liderado por Erick San Juan Palafox, alias “el mili”, quienes durante los interrogatorios han confesado haber asesinado y después arrojado al canal a más de 40 personas, mayoritariamente mujeres sin que en la actualidad el gobierno local haya informado del asunto ante la opinión pública. Además de que existen casos de otras mujeres arrojadas a este lugar sin que haya justicia ni esclarecimiento de los   mismos.     “¿Cuántas   y   quiénes   son   esos   rostros   de   mujeres?”   pregunta   a   través   del pronunciamiento   “Alejandra”   de   la   Red   de   Denuncia   Feminicidios   Estado   de   México,   quienes convocaron al presente performance político. “Desde ahí surgimos para exigir justicia, las mujeres nosomos basura, ni objetos que pueden ser utilizados y desechados” se escucha a Karla desde el mismo pronunciamiento.

Exigen al Gobierno del Estado de México así como al Gobierno Federal informar y dar certeza a los familiares de victimas en el hallazgo de restos humanos, así como la intervención de la Cámara de Diputados y organismos de Derechos Humanos para el  esclarecimiento de  tales actos y hechos crueles e inhumanos contra las mujeres.

Exigen la intervención del gobierno del Estado de México para que “la alerta de género (decretada en julio pasado) sea un mecanismo real para investigar los feminicidios cometidos en la entidad y se generen estrategias y políticas presupuestadas para enfrentar la violencia a las mujeres y no sea solo un discurso o estrategia política.”

Exigen  justicia  e  intentan dar  luz y  esperanza a  las victimas mientras brindan flores amarillas y moradas al  cielo; algo  imperceptible  dice  cada una de ellas  como hablándole  al  oído al  viento. En un momento en silencio lanzan las flores y estas caen al río, a ese río testigo de historias  de  sufrimiento  y   de   crueldad,   a   los  que  podemos nombrar   también   crímenes  de   lesa humanidad.

Finalmente unas a otras se abrazan y hablan entre ellas, “mi participación en el performance es una manera de hacer saber que yo sé lo que está pasando, que sé que alguien asesinó a Diana o a Jennifer y que tengo los ojos puestos ahí, que no es un tema olvidado ”, comenta Silvanna  “…para mí fue mi forma de gritar que me duele y que tengo miedo por los que amo y por mi”, dice Alejandra.

“La mejor forma de protestar, de crear conciencia es con el arte, te da la oportunidad de profundizar,de querer descifrar qué es lo que está pasando, te da el valor de resistir y de saber que aunque nosquieran matar, seguiremos en pie de lucha” comenta Ale.

“Estamos buscando esa libertad de poder ir al cine o a la tienda sin miedo de que alguien nos hagaalgo en el camino. Es una manera de romper nuestros miedos y nuestras ataduras, de sanar lasheridas que tenemos en el alma ayudando a las demás…” – Silvanna, “saber que no estamos solas,me alegra, me da seguridad saber que entre todas nos defendemos, entre todas podemos hacer un cambio para las futuras generaciones” ­ Ale

Así, terminado el acto, se desmaquillan, levantan sus bolsas negras, las tiran en botes de basura y juntas se van cuidando unas a otras, como una gran red de apoyo, iluminando el camino con luz y esperanza, cambiando un poco el mundo que están caminando, el mundo que están cantando.

Fotografías: Paco Dorado y Manuel Amador