La indignación y el enojo vencieron al miedo

Mega marcha contra el gasolinazo

Ciudad de México, 9 enero 2017.- Luego de que el pasado 28 de diciembre el Ejecutivo Federal anunciara el aumento a los combustibles, desde el 1 de enero de este año han registrado movilizaciones, bloqueos carreteros y a gasolineras, como muestra del descontento social a lo largo del país. En la Ciudad de México se había vivido un ambiente tranquilo y con escasa convocatoria en comparación a otras manifestaciones; sin embargo, la convocatoria de este 9 de enero todo cambió.

Miles de ciudadanos, organizaciones no gubernamentales, estudiantes de distintas casas de estudio de la ciudad y colectivos se dieron cita en el Ángel de la Independencia desde las 15:00 horas para exigir al Gobierno Federal un alto a los aumentos a la gasolina.

El pasado 4 de enero, la zona metropolitana y distintos estados de la República fueron testigos del pánico colectivo que desencadenó saqueos a comercios y actos delictivos encasillados en el estereotipo creado en los medios de comunicación masiva con respecto a los “manifestantes encapuchados”; éste se convirtió en el pretexto para desatar la histeria en los habitantes induciéndolos a no salir de sus hogares “por seguridad”. Muchos ciudadanos concluyeron que fue una estrategia gubernamental para minimizar la protesta social, de ser así: fue una estrategia fallida.

La tarde de ayer se venció el miedo, se divulgó la empatía y se convocó a la unión de todos los sectores sociales para buscar cesar no sólo el gasolinazo, sino también todo el sistema político inundado en la corrupción, en la avaricia y el cinismo. El resultado fue una manifestación con saldo blanco, libre de vandalismos y saqueos.

“La verdad eso del gasolinazo fue la gota que derramó el vaso. Tú lo estás viendo, toda la gente está harta del gobierno, de la corrupción, de la impunidad. ¿Cómo es posible que hayan dejado que el país se haya endeudado tanto? ¡No es justo! ¡Que paguen la deuda con el dinero que se robaron! Eso es lo que necesitamos los mexicanos. Ya no podemos viajar, todo está subiendo y ahora la gasolina nos la quieren cobrar en dólares… ¡Háganme el chingado favor!”

  • Oficinista que se unió al contingente durante el paso de l marcha.