Marcha por la defensa de Atenco rumbo a CDMX

10 años después; la lucha resiste, se fortalece y dignifica

“Aquí en este lugar de nuestro hermano y su familia en medio de todo el terror, ellos tuvieron la gran dignidad de abrir las puertas de su casa para recibir con vida a Alexis Benhumea aquel mayo rojo. Sabemos que estaba herido, casi agonizante, y en esta casa recibió un trato digno. Este hogar le dio en ese momento toda la protección y toda la seguridad. Nosotros hoy queremos dar este reconocimiento a la dignidad que han tenido tú y tu familia al valor, porque no es fácil ser valiente en momentos difíciles. Cuando hay triunfos, todo mundo se acerca a decir yo he luchado; pero en momentos difíciles es cuando somos pocos y en aquella ocasión fuiste la única casa que se abrió para nuestro hermano Alexis. Hoy todos lo representamos y te damos las gracias por el digno recibimiento que le diste a nuestro hermano. No vamos a callar nuestra voz porque lo que pasó hace 10 años no debe volver a repetirse”.

Alrededor de las diez de la mañana, en la entrada de un taller automotriz en San Salvador Atenco y con estas palabras dirigidas a un hombre conocido como “El Conejo”, los miembros del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra iniciaron su marcha para conmemorar los hechos ocurridos en 2006; esta vez levantando su voz en la Ciudad de México.

En una de las entradas a su municipio, sobre la carretera Texcoco-Lechería; la vanguardia del contingente realizó una ofrenda floral en honor a los caídos del 4 de mayo de 2006. Luego de unas breves palabras en compañía de sus tradiciones, de esta forma acompañados por más de 300 personas entre diferentes organizaciones civiles y ciudadanos, iniciaron una caminata simbólica sobre la carretera para después abordar los 10 autobuses que tendrían como destino el Ángel de la Independencia.

Momentos más tarde, el contingente realizó una primera escala para ser recibidos en el municipio de San Vicente Chicoloapan por decenas de estudiantes y profesores de las preparatorias de aquella demarcación. Con la multitud sobre la carretera y con muestras de solidaridad entre pancartas y consignas; mostraron su apoyo a la lucha de Atenco, repudiaron el mega proyecto del aeropuerto y rechazaron la #LeyEruviel.

El contingente retomo su camino para tener un segundo encuentro con estudiantes y maestros; esta vez en el municipio de Nezahualcóyotl, donde la comunidad estudiantil se mostró atenta al mensaje del FPDT que esta vez pronunció don Ignacio del Valle quien exhortó a la juventud a contribuir para un mejor país.

“Estamos defendiendo nuestra tierra, nuestra historia, nuestra dignidad. Compañeros, pasamos brevemente a darles un saludo y a convocarlos a que estudien, a que reflexionen y que su estudio tenga como base una visión crítica, una visión de reflexión y hacia dónde va su consciencia cuando tomen una carrera. Desde luego que tiene que ser hacia el pueblo, en bien del pueblo; porque esta patria en estos momentos se está derrumbando.”

El camino hacia el extinto Distrito Federal continuó. En el transcurso, Magdaleno Morales; perteneciente a la comunidad narró un poco a cerca de su experiencia y sus motivos por los cuales se unió a la lucha.

“Yo fui priísta, antes creía en la justicia y hoy miren, nos están golpeando por defender nuestros derechos. Hoy me doy cuenta que en este país no hay justicia. El gobierno hace la justicia y él la está violando, llevamos 10 años. Nos ponen un juez, nos ponen otro juez, no sacan otras reformas que no nos apoyan. Vean a Peña Nieto, lo premiaron con ser presidente de la república y el aceptó la represión y violaciones en Atenco. ¿Ahora qué pasa? Manda a matar a los estudiantes. En este país jamás va haber justicia, la justicia la tiene que hacer el pueblo. ¿Por qué él habla de los votos y pone las leyes sin consultar al pueblo? ¿Por qué les arrebata a los campesinos, a los estudiantes, a los trabajadores? Porque no nada más somos unos los golpeados, en el país todos estamos siendo golpeados como los reporteros.”

No podía pasar desapercibido el mensaje que él dirige a la sociedad capitalina. Con la mirada firme y la voz franca declaró:

“Si nos organizamos vamos a terminar con el mal gobierno y si no nos organizamos el mal gobierno va a terminar con nosotros. Con perdón de ustedes, hay que abrir los ojos; dicen los perros abren los ojos a los 15 días y los pendejos seguimos cerrando los ojos”.

Ya en la Ciudad de México y a unos minutos de llegar a la victoria alada de Reforma, Magdaleno concluye su opinión mencionando el posicionamiento del FPDT con respecto a la imposición del aeropuerto por parte del Gobierno Federal.

“Nosotros seguimos en pie de decir no al aeropuerto porque nuestras tierras no están en venta; el pinche gobierno nos las quiere quitar, ya aventó al ejército. Si quiere matarnos, nos va a matar por que no vamos a dejar nuestras tierras. El mensaje es para toda la ciudadanía, para todo el país y a nivel internacional, si nos organizamos vamos a triunfar. ¡Unidos venceremos!”.

Una vez unificado el contingente y las organizaciones sociales que lo acompañaron, al sonido de tres cohetones que representan el llamado del pueblo, su marcha con destino al zócalo comenzó.