Marchan contra feminicidios en Chimalhuacán

Recolocan cruces que habían sido retiradas el 29 de abril

Este domingo 29 de mayo, cientos de personas realizaron una marcha en el municipio de Chimalhuacán para exigir justicia por los feminicidios. La marcha empezó en el palacio municipal de Chimalhuacán y terminó en el Bordo de Xochiaca, donde se colocaron 2 grandes cruces de color rosa y muchas otras más pequeñas. “Es justo en este canal, que separa Nezahualcóyotl de Chimalhuacán, donde han sido arrojados decenas de cuerpos. Los asesinos permanecen en total impunidad”, señalaron en la manifestación. 

Entre enero y agosto del 2015, se registraron de 3 a 4 mujeres asesinadas por día en el municipio. En presencia de distintas organizaciones sociales, la marcha siguió a las madres de las víctimas, entre otras las señoras Irinea Buendía y Norma Andrade.

Foto: Mario Marlo/Somoselmedio.org

Irinea Buendía es madre de Maríana Lima Buendía, asesinada en 2010. Cuando mataron a su hija, dijeron que fue un suicidio. El caso de la hija de Irinea fue el primero que se presentó en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. En entrevista, nos cuenta que el 25 de noviembre del año 2015 y en marzo de este año, se plantaron cruces para recordar a las hijas asesinadas. “Luego, el personal de la presidente municipal Rosalba Pineda Ramírez arrancó nuestras cruces. Nos dijeron que iba a pasar la carretera por aquí. Pero esto es falso. Tenemos derecho a recordar nuestras hijas. Fueron asesinadas. Eso dice la Ley General de Víctimas, tenemos derecho a que se nos respete la memoria”, explicó.

La hija de Norma Andrade también fue asesinada. El 14 de febrero del 2001 desapareció y fue encontrada 8 días después. “Estas cruces son el símbolo de los asesinatos de nuestras hijas. Nos quitaron estas cruces pero las volvemos a poner. Pueden quitar todas las cruces, siempre las volveremos a poner. Si nos quitan una cruz de 20 metros, pondremos una de 30. Hasta que entiendan. Todo el país está lleno de cruces. No son sólo nuestras sino de la comunidad. Las tienen que proteger”.

En la manifestación, también se denunció el hostigamiento y las intimidaciones que sufrieron los vecinos y vecinas que demostraron su apoyo cuando se colocaron las cruces. Asimismo, el sábado 21 de mayo amenazaron a una de las vecinas que resguardaba las cruces y decidió no entregarlas a unas personas que llegaron armadas a su domicilio.

Foto: Mario Marlo/Somoselmedio.org

Entre gritos de "¡Justicia!", "¡Mi cuerpo es mío, yo decido!", "¡Arrancaron nuestras cruces y sembraron nuestra rabia!" se exigió el cese de la violencia en contra de las mujeres. Mientras la marcha se iba deslizando por las calles, algunos vecinos salieron de sus casas. Otros, más tímidos, observaban a los manifestantes desde sus ventanas. Dos señoras, que junto a sus hijas, se sumaron a los que desde sus casas, curioseaban el recorrido. “A mí me mataron a mis dos hermanos. Fue el expresidente de Chimalhuacán, Javier Martínez”, empezaron a contarnos.

¿Y cómo está la situación de las mujeres?

Apenas mataron a una muchacha aquí arriba. La encontraron en una bolsa. Yo por eso le digo a mis hijas que no salgan. Andan en todas las casas, queriendo se meter a  jalar a las niñas. Queremos protección. Estamos impotentes porque la misma autoridad protege a los asesinos. Sí hay organización pero solo de  Antorcha Campesina. Si a mí me matan a un familiar, no me toman en cuenta. La gente no se mete por miedo de represalias. Nos amenazan. Amenazan a mi familia. El municipio no hace nada. 

Foto: Javier Sierra/Somoselmedio.org

Foto: Mario Marlo/Somoselmedio.org

Foto: Mario Marlo/Somoselmedio.org

Foto: Mario Marlo/Somoselmedio.org

Foto: Mario Marlo/Somoselmedio.org

Foto: Mario Marlo/Somoselmedio.org

Foto: Mario Marlo/Somoselmedio.org

Ayúda a Somoselmedio para lograr mantenerlo libre, crítico e independiente. ** igg.me/p/1779144/twtr