Movilización Nacional Contra las Violencias Machistas

Este 24 de abril se realizó por segundo año consecutivo la Manifestación Nacional Contra las Violencias Machistas, conformada por cientos de mujeres feministas que hicieron un llamado para denunciar que el "Estado Feminicida" es cómplice de la violencia contra las mujeres. La movilización se realizó en diferentes latitudes como Durango, Tijuana, Puebla, Guerrero, Ecatepec, entre otras.

En la ciudad de México, se realizó una marcha de la Victoria Alada al Hemiciclo a Juárez. La vanguardia estuvo encabezada por el bloque lesbofeminista que hizo la convocatoria a mujeres diversas y personas no binarias a sumarse a la movilización difundida en redes sociales con el hashtag #24A y #VivasNosQueremos. Exigieron el fin de los feminicidios, lesbofeminicidios, transfeminicidios, la criminalización de la autodefensa ante el acoso, la opresión y las múltiples violencias que atraviesan a las mujeres.

"Nos movemos desde la rabia e indignación por todas las violencias machistas y feminicidas a las que sobrevivimos todas, todos los días. Somos muchas y somos fuertes, no toleraremos nunca más ningún tipo de violencia machista porque #VivasNosQueremos”, pronunciaron en la manifestación.

Una participación destacada fue el contingente de "la batucada de niñas malcriadas" que marcharon al grito de: "Hermana, hermana, hermana sí te creo, el acoso a las niñas también es verdadero". Estas chicas pertenecientes al Proyecto Desprincesamiento, se pronunciaron ante el creciente número de niñas y mujeres que son desaparecidas y asesinadas en México. Hablaron del reto que significa ser mujer en un país con altos índices de acoso callejero, violencia sexual y feminicidios. Explicaron que hablar de "desprincesar", es hablar de repensar los roles que les han impuesto. Ahora son ellas, esta "niñas malcriadas" las que cobran conciencia de las violencias machistas que les atraviesan y denuncian y señalan a sus agresores, porque nosotras madres, tías, abuelas, amigas, sí les creemos. Son las niñas, sin miedo, hartas pero combativas que vienen a señalar y a denunciar. Son las niñas con derechos, son la niñas que también tiene voz, reiteraron.

Otras de las acciones que ralizaron fue Metro feminista en la estación Universidad, para exigir alto al acoso, violaciones y feminicidios en un país donde 7 mujeres son asesinadas cada 24 horas. También en redes se lanzó una campaña para visibilizar, sensibilizar, desnormalizar y sentirse acompañadas, sobre las experiencias de violencia a partir del testimonio de propia mano de mujeres sobrevivientes de las violencias feminicida, machista e institucional con el hashtag #HermanaYoTecreo y #MiPrimerAcoso, actividad que se llevó con gran éxito el año pasado. La finalidad, liberarse de la "culpa" colectivamente, reflexionar que la culpa nunca es de la víctima, la culpa y la responsabilidad es de los agresores y de la misoginia de la sociedad que los protege.