Rubén Espinosa

Hay que permitirnos reconocer y aceptar la inevitabilidad de los cambios. Las cosas cambian de apariencia; ¿para qué empecinarnos en no verlas, en suspirar por el pasado? Si es menos fatigoso aceptar lo imprevisto pues no existe la duda que mata. 
Rubén Espinosa.