Tensión con militares en Ayutla de los Libres

Habitantes exigen que retenes sean quitados y se respete el libre tránsito

17 de diciembre de 2014, Ayutla de los Libres, Guerrero. Habitantes del municipio de Ayutla de los Libres, padres de los normalistas desparecidos y estudiantes de Ayotzinapa, y organizaciones como la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero y el Movimiento Popular Guerrerense, marcharon por la carretera Ayutla-Cruz Grande hasta llegar al Cuartel Municipal para demandar que se respete el ibre tránsito y se retiren los retenes del Ejército.  La exigencia está respaldada por 80 comunitarios, comisarios y delegados nombrados por la población.

Antes de que los manifestantes llegaran al cuartel, cientos de militares y policías estatales bloquearon la carretera, deteniendo la circulación e impidiendo el paso de peatones. Ante el Coronel y Comandante de la Unidad Radilla se leyó un documento que, con base en los artículos 1, 2, 14, 16 y 129 de la Constitución Política mexicana, señala a los militares no como elementos de seguridad, sí una molestia y quienes violentan los Derechos Humanos.

Vidulfo Rosales, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, aseguró que la Suprema Corte estableció que las fuerzas armadas pueden auxiliar a los civiles, siempre y cuando exista una petición expresa y justificada. Por lo anterior los manifestantes ofrecieron al Coronel Radilla la posibilidad de alejarse del lugar a cambio de que los militares demostraran que existía dicha solicitud; el Coronel defendió la legalidad de su labor, pero no due suficiente.

Poco después el Coronel sugirió: “yo los invitaría… pues a qué, no sé… se retiren de este lugar y vayan a sus comunidades”. La respuesta al unísono fue: ¡No! Quienes protestaban fijaron media hora para obtener una respuesta.

A las afueras del cuartel municipal, los manifestantes estaban a la espera y los militares impedían el paso a peatones, incluso de mujeres con infantes en brazos. El General de Brigada Mario Lucio González, Comandante de la 27 zona militar, preguntó por el Presidente Municipal de Ayutla, una “autoridad competente” para entablar el diálogo, dejando de lado a los comisarios que representaban a los inconformes.

Un helicóptero comenzó a sobrevolar la carretera en la que se encontraban. “No nos mandamos solos”, afirmó el Comandante González y añadió que sin condiciones de por medio aplicarán la ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.